• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Investigarán a un antiguo guardaespaldas de Lula por escándalos de 2005

La investigación se dará en el marco de un proceso en el que se intenta esclarecer la supuesta responsabilidad del ex mandatario en un escándalo de sobornos parlamentarios y financiación ilegal de campañas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía Federal brasileña investigará las cuentas bancarias de un antiguo jefe del equipo de seguridad del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva por su presunta implicación en corruptelas denunciadas en 2005, informó hoy la prensa local.

La investigación se dará en el marco de un proceso en el que se intenta esclarecer la supuesta responsabilidad del ex mandatario en un escándalo de sobornos parlamentarios y financiación ilegal de campañas que, en 2012, en el llamado "juicio del siglo", llevó al Supremo a condenar a prisión a 25 empresarios y políticos.

Según el diario O Estado de Sao Paulo, la policía escudriñará las cuentas de Freud Godoy, ex jefe de seguridad de Lula y quien hasta 2005 era un hombre de la mayor confianza del ex mandatario, con quien hasta solía jugar al fútbol en su residencia oficial.

O Estado de Sao Paulo sostiene que las pistas sobre la presunta implicación de Godoy en el caso las dio el publicista Marcos Valerio Fernandes, condenado a 40 años de cárcel por ese escándalo, quien este martes prestó una nueva declaración a la policía.

Según el periódico O Globo, Fernandes también fue interrogado sobre una reunión que dice haber tenido en enero de 2003 con Lula en su despacho del palacio presidencial y que el exmandatario niega.

El diario sostiene que Fernandes reiteró que en 2003, durante el primer año de Lula en el poder, depositó 98.500 reales (hoy 49.250 dólares) en unas cuentas de Godoy y que el dinero estaba destinado a pagar "gastos personales" del entonces presidente.

En la época, el guardaespaldas admitió ese depósito, pero alegó que se trataba de pagos por los servicios de seguridad que su empresa prestaba al Partido de los Trabajadores (PT, en el poder).

El dinero provenía de una vasta red de corruptelas tejida por el PT una vez que Lula ganó las elecciones presidenciales de 2002 y que, según comprobó el Tribunal Supremo, sirvió para sobornar parlamentarios y financiar campañas de esa formación.

Las acusaciones contra Godoy y la supuesta implicación de Lula fueron ventiladas en 2005 durante una investigación parlamentaria sobre el escándalo.

Sin embargo, fueron desestimadas por el Supremo, que no encontró indicios como para incluir entre los acusados del "juicio del siglo" ni a Lula ni a Godoy, quienes siempre han rechazado haber tenido alguna participación en la trama.

La nueva investigación sobre la presunta implicación de Lula fue iniciada el mes pasado, sobre la base de acusaciones formuladas por el publicista Fernandes en septiembre de 2012, después de haber sido condenado a 40 años de prisión como "responsable financiero" de la red de corrupción.

Lula hasta ahora no ha hecho ningún comentario público sobre este nuevo proceso, ya que, según su oficina de prensa, aún no ha sido notificado en forma oficial por el tribunal a cargo del caso.