• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Investigan posible uso de armas químicas por parte del Estado Islámico

Unos combatientes proiraquíes participan en una operación contra el grupo Estado Islámico el 15 de diciembre de 2014 | AFP

Unos combatientes proiraquíes participan en una operación contra el grupo Estado Islámico | AFP

Habría evidencias que milicianos utilizaron gas cloro en un ataque suicida a comienzos de año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Fuerzas kurdas en Irak investigan dos ataques por parte del Estado Islámico en el que presuntamente se usaron armas químicas, dijo un alto funcionario, mientras autoridades suspendieron una ofensiva iraquí para retomar el pueblo natal de Saddam Hussein, Tikrit.

Los dos presuntos ataques con armas químicas semejan a uno dado a conocer el sábado por autoridades curdas en el que, según laboratorio independiente, hay evidencias de que los milicianos utilizaron gas cloro contra combatientes peshmerga en un ataque suicida el 23 de enero. Sin embargo, las acusaciones no fueron comprobadas de inmediato por autoridades internacionales.

Funcionarios iraquíes y kurdos que combaten a los extremistas en Siria han hecho acusaciones similares acerca de que las milicias usan armas químicas de baja graduación contra ellos. El grupo Estado Islámico, con tiene bajo su poder una tercera parte del territorio de Siria en donde ha declarado un califato, no ha hecho referencia a las acusaciones.

El general Aziz Wesi, encargado de la brigada de fuerzas especiales curdas, dijo a periodistas el lunes que las autoridades se negaron a comentar los ataques cuando ocurrieron, el 28 y 28 de diciembre, para no provocar pánico.

Autoridades kurdas han presentado imágenes de video de los momentos posteriores al ataque del 26 de diciembre en el que se ve a hombres tosiendo y vertiéndose agua en la cabeza luego de otro ataque suicida con auto bomba en el que según funcionarios hubo 60 muertos.

"Me puse una bufanda mojada en la cara cuando vi el gas, lo sentí", dijo el capitán Mohamed Sewdin, quien dirige una unidad de fuerzas especiales curdas atacada en diciembre. "Tenía miedo de que pudiera ser algo así (como armas químicas), por eso le dije a mis hombres que hicieran lo mismo".

Sewdin dijo que quedó temporalmente ciego durante las seis horas posteriores al ataque y tosía sangre. Él y otros fueron hospitalizados.

El sábado, el Consejo de Seguridad de la Región del Curdistán mostró un video en que de acuerdo con resultados de un laboratorio se demostraba que el Estado Islámico utilizó cloro en un ataque suicida con auto bomba el 23 de enero.

No ha habido confirmación independiente de ninguna de las acusaciones de los kurdos. Peter Sawczak, vocero de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, que ha supervisado el desmantelamiento del arsenal de armas químicas de Siria, informó el sábado que no se le ha pedido investigar el ataque del 23 de enero. El lunes no respondió de inmediato una solicitud para que hiciera un comentario sobre los ataques recientes.

Por otra parte, las operaciones militares para recuperar el control de Tikrit, ahora en manos del grupo extremista Estado Islámico, se han detenido temporalmente para permitir que la salida de los civiles que quedan en la localidad natal de Sadam Husein, dijo el ministro de Interior de Irak.

La ofensiva, que comenzó a principios de mes, ha logrado el 90% de sus objetivos y arrinconó a los radicales en una pequeña parte del centro de la ciudad, dijo Mohammed Salem al-Ghabban.

La milicia radical ha colocado trampas explosivas en edificios del centro de Tikrit y las fuerzas iraquíes, apoyadas por milicias chiíes y asesores iraníes, ralentizaron su ofensiva para reducir el número de víctimas en sus filas, proteger la infraestructura y permitir a los civiles salir de la urbe, añadió.

El ministro habló el lunes desde la ciudad cercana de Samarra. No ofreció un plazo para la reanudación de la operación, diciendo que eso está "en manos de los comandantes sobre el terreno".