• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Interceptan en centro comercial de España cocaína procedente de Colombia

La droga era adquirida por uno de los detenidos en Madrid / EFE

Alijos de droga / EFE

El alijo de 248 kilos de droga había sido remitido desde el país suramericano por tres grupos de narcotraficantes e iba a ser recogido por el representante en España de una de las bandas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía española, en una operación conjunta con agentes del FBI y la DEA norteamericana, interceptó en un centro comercial de Barcelona una entrega de 248 kilos de cocaína procedente de Colombia. Por el caso se detuvo a cuatro presuntos narcotraficantes.

En la operación denominada "Tintorro", en la que también colaboró la Fiscalía General de Colombia, se intervinieron dos vehículos y 3.000 euros en efectivo, informaron fuentes policiales.

El alijo había sido remitido desde Colombia por tres grupos de narcotraficantes e iba a ser recogido por el representante en España de una de las bandas.

La investigación policial comenzó el pasado octubre cuando los agentes españoles tuvieron conocimiento, a través de las agencias norteamericanas de la DEA y el FBI y de la Fiscalía General de Colombia, de la presencia en España de la organización.

Según la policía, el grupo proveedor de la droga estaba formado por la unión de tres bandas criminales, que habían reunido 248 kilos de cocaína, un alijo que tenía que ser recogido por el representante de una de estas bandas de narcotraficantes en España.

La cita para la entrega se concertó en un centro comercial de Barcelona y el representante de las bandas en España tenía el encargo, informaron los investigadores, de distribuir una cantidad de cocaína a cada "oficina delegada en España" de los otros dos grupos.

Durante la investigación, la policía identificó a tres miembros de la organización en España, todos ellos de origen colombiano, responsables de la recepción de la droga, y comprobó que recientemente habían viajado a Colombia.

Los agentes siguieron de cerca a los sospechosos y detectaron que mantenían diversos contactos, que preparaban los detalles del envío de la cocaína y que habían seleccionado el aparcamiento de un establecimiento comercial en Barcelona para entregar la droga.

Con toda esta información, montaron un operativo y consiguieron frustrar la entrega y arrestar a uno de los narcotraficantes cuando accedía a una furgoneta en la que se localizaron los 248 kilos de cocaína.

Posteriormente, localizaron y detuvieron en las inmediaciones a otra persona que tenía que recoger la droga, y simultáneamente fueron arrestados otros dos presuntos implicados a la salida del hotel donde estaban alojados.

En el registro efectuado en un chalet de la localidad septentrional de Empuriabrava, en Gerona (este de España), los agentes intervinieron dos vehículos y 3.000 euros en efectivo.

De acuerdo con la policía, la operación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.