• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Intensa búsqueda policial en Madrid de un supuesto violador de niñas

Un operativo policial mantiene hoy las pesquisas para identificar al autor de esos delitos, que desde hace meses ocupa a la Policía española y ha generado alarma socia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Policía española busca con intensidad a un individuo del que se sospecha que puede ser autor de al menos tres casos de violaciones y abusos sexuales a niñas en barrios del este de Madrid en los últimos meses.

Un operativo policial mantiene hoy las pesquisas para identificar al autor de esos delitos, que desde hace meses ocupa a la Policía española y ha generado alarma social.

La última acción del agresor, del que apenas se tienen datos fiables, fue el pasado viernes, cuando raptó a una niña de siete años que fue encontrada aproximadamente hora y media después en otro distrito de la capital española, desorientada y confusa.

Las máximas autoridades policiales mantuvieron ayer una reunión de urgencia para impulsar el operativo que dé caza al agresor, del que se sospecha que, por el modo de proceder, ya actuó en abril contra una niña de nueve años y en junio contra otra de seis.

Los agentes que trabajan en la denominada "operación Candy" (caramelo en inglés) también investigan si, además de esos dos raptos en abril y junio, el mismo hombre fue el autor del secuestro de otra menor en septiembre de 2013 en un distrito en el que ya ha actuado, así como de un intento de rapto en abril pasado.

La reunión de los altos mandos policiales sirvió para reforzar los dispositivos de prevención destinados a evitar que el pederasta vuelva a actuar, así como intensificar el despliegue de Policía Judicial en la zona, según explicaron a Efe fuentes del Ministerio del Interior.

En estos meses la Policía ha recabado testimonios de posibles testigos, ha visionado cámaras de seguridad situadas en las zonas en las que se produjeron los raptos.

No obstante, algunos testigos hablan de un hombre alto, de pelo canoso y acento español, pero otros de un varón moreno y con acento extranjero.

Se han planteado si el secuestrador puede tener conocimientos de seguridad, ya que nadie le ha visto llevar a cabo los raptos ni ha sido captado por cámaras, así como que viva en un piso situado en la zona de los secuestros, o bien al que se pueda llegar en coche fácilmente.