• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Insulza rechaza mover sede de Comisión Interamericana de DD.HH. de Washington

El secretario general dijo que "no vale la pena" discutir mucho el tema / EFE

El secretario general dijo que "no vale la pena" discutir mucho el tema / EFE

El Secretario General de la organización defendió la autonomía del recinto de la capital estadounidense

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, rechazó hoy cambiar la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ubicada en Washington, y defendió su "plena autonomía".

En un encuentro hoy con organizaciones no gubernamentales, en la víspera de la apertura de la 44 Asamblea General del organismo, dijo que las propuestas de reforma de ese órgano de la OEA requieren cambios a los tratados que rigen su actuación.

"El proceso de reforma solo podría culminar exitosamente para quienes lo proponen con una reforma sustantiva a la Convención de Derechos Humanos y la Carta de la OEA", dijo el exministro chileno.

"Eso es un camino inconducente, porque todos sabemos que no va a ocurrir", añadió.

Explicó que la secretaría de la CIDH "es la secretaría general de la OEA", por lo que cambiar su sede implicaría trasladar la sede de la propia organización.

"La pregunta es qué sentido tiene eso y sobre todo si un debate interminable sobre esto fortalece o debilita a la Comisión de Derechos Humanos", dijo.

Los participantes en la IV Conferencia de Estados Parte del Pacto de San José, que tuvo lugar en Haití el pasado martes, propusieron sacar a la CIDH de Washington y Haití se ofreció para acogerla.

La reforma de la CIDH, que también incluye propuestas para aumentar el control de sus actividades por parte de los Gobiernos, es impulsada por Ecuador, que cuenta con el apoyo de otros países de la región.

La Comisión, que es un órgano autónomo de la OEA, se ocupa de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano y sus críticas a las acciones u omisiones de los Gobiernos en este área han provocado el rechazo de algunos de ellos.

Venezuela, por ejemplo, acusa a la CIDH de estar "parcializada" en su contra, mientras que el presidente de Ecuador, Rafael Correa, la considera un "instrumento de persecución de los gobiernos progresistas" y mantiene que está dominada por los países "hegemónicos".

Ecuador promueve la salida de la CIDH de Washington con el argumento de que Estados Unidos no ha firmado la Convención Americana de Derechos Humanos, también llamada Pacto de San José.

Eso le exime de la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero no de la CIDH, que de hecho ha criticado a EE.UU. por la aplicación de la pena de muerte y la detención indefinida de sospechosos de terrorismo en Guantánamo.

"¿Qué es esta historia de que la Comisión no puede funcionar si no en un Estado miembro? El país donde está es un Estado miembro", dijo Insulza. La Corte tiene su sede en Costa Rica, que sí ha ratificado la Convención.

El secretario general dijo que "no vale la pena" discutir mucho el tema en la Asamblea en Paraguay porque se van a repetir los mismos argumentos que en el pasado.

"Seguir con estas cosas yo creo que no va a llevar a ninguna parte", dijo.

"Soy profundamente partidario de la plena autonomía del Sistema Interamericano de los Derechos Humanos, de la Comisión y su Corte y creo que efectivamente se vulnera la imagen el órgano central de la OEA, donde ha tenido sus mayores éxitos a lo largo de su historia", manifestó.