• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Indignación de Ferguson llegó a 170 ciudades

 Miles de personas cortaron carreteras y puentes para pedir justicia | Foto AP

Miles de personas cortaron carreteras y puentes para pedir justicia | Foto AP

Washington, Nueva York, Los Ángeles, Atlanta, Boston, Filadelfia, Oakland y Seattle vivieron las mayores concentraciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varios manifestantes que protestaban ayer en Ferguson (Misuri) contra la decisión de no imputar al oficial blanco Darren Wilson por el asesinato del joven negro Michael Brown irrumpieron en la sede de la municipalidad, por lo que la policía acordonó el edificio y despachó a un centenar de agentes adicionales al lugar.

Por lo menos dos personas fueron arrestadas por el incidente. Los manifestantes que lograron entrar a la municipalidad eran parte de unas 300 personas que protagonizaron un simulacro de juicio a Wilson, que el 9 de agosto mató durante un enfrentamiento a Brown, quien estaba desarmado.

La indignación de los habitantes de Ferguson se extendió el martes en la noche a 170 ciudades en 37 estados de todo el país, donde miles de personas cerraron carreteras y puentes para pedir justicia.

Washington, Nueva York, Los Ángeles, Atlanta, Boston, Filadelfia, Oakland y Seattle vivieron las mayores concentraciones, que tuvieron un tono pacífico salvo incidentes aislados y algunos arrestos.

Las grandes ciudades de todo el país están en alerta por posibles disturbios desde la noche del lunes, cuando se conoció que Wilson seguirá libre y sin cargos después de que un gran jurado concluyó que no existen pruebas suficientes contra el acusado.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a pedir calma y reiteró que no hay excusa para los actos destructivos de la madrugada del lunes en Ferguson, en un inciso de un discurso sobre inmigración en Chicago.

Conciencia tranquila. Wilson, de 28 años de edad, dijo en una entrevista en la cadena ABC que siente lo ocurrido pero tiene la conciencia tranquila y volvería a actuar del mismo modo puesto que lo hizo para salvar su vida.

El policía sostiene que Brown le agredió e intentó quitarle el arma, un relato que contradice la versión de algunos testigos, entre ellos un amigo que acompañaba al joven.

Según esos testimonios, Wilson disparó en repetidas ocasiones a Brown cuando este estaba desarmado y con los brazos en alto, el gesto utilizado ahora como icono de las protestas acompañado del grito: “No dispares”.

El abogado de la familia de Brown, Benjamin Crump, considera que el proceso del gran jurado debe ser impugnado porque a su juicio el fiscal encargado del caso, Robert McCulloch, “está en la misma línea que la policía local”.

Proceso adicional. El fiscal general, Eric Holder, recordó que el Departamento de Justicia continuará su investigación sobre los hechos para determinar si hubo violación de los derechos civiles en el caso de Brown y si la policía de Ferguson mantiene prácticas discriminatorias.

Pero las investigaciones federales sobre mala conducta policial se enfrentan a un requisito legal que requiere evidencias de que el funcionario violó deliberadamente los derechos civiles de la víctima. El testimonio de Wilson y las pruebas físicas casi con toda seguridad complicarán la presentación de cargos federales.

Madre de Brown, descorazonada
La madre de Michael Brown declaró que ha pasado una época “sin dormir, muy difícil, descorazonadora y asombrosa” desde el anuncio de que un jurado de instrucción decidió no formular cargos al policía que mató a su hijo.

Lesley McSpadden dijo, en el programa Today del canal NBC, que considera que los comentarios del policía Darren Wilson de que su hijo parecía un demonio cuando se enfrentaron el 9 de agosto fue “el insulto encima de la herida”.