• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Independentismo toma protagonismo en las elecciones parlamentarias de Cataluña

Foto EFE

Foto EFE

Hay mucha gente que se ha hecho independentista en los últimos años por razones económicas y fiscales, dijo Ferran Requejo, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Pompeu Fabra 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Barcelona está de fiesta, se celebra a la Virgen de la Mercè, patrona de la ciudad, y las elecciones parlamentarias de hoy parecen haber tomado un lugar secundario. En las calles las grandes vallas y la presencia de puntos de propaganda han sido dominadas por la coalición a favor de la independencia de Junts Pel Si, mientras que organizaciones políticas como el Partido Popular (PP), Partido Socialista Catalán (PSC), Ciutadans y Sí que es Pot tienen una presencia menor, que se limita a algunas carteles y a chicos repartiendo panfletos a las salidas de las estaciones del Metro. El independentismo ha tomado el protagonismo de las elecciones parlamentarias en Cataluña.

Plebiscitarias. El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, convoca a las elecciones  y explica que como Madrid no permite un referéndum sobre la independencia tomará las parlamentarias como un plebiscito. “Si el 27 de septiembre conseguimos una mayoría clara y amplia en el Parlamento de Cataluña, empezaremos la última etapa del proceso para conseguir la plena soberanía”, dice el manifiesto de Junts pel Sí, publicado en su página web, coalición formada por Artur Mas, de Convergencia, junto al líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras y el ex eurodiputado Raül Romeva.

Nathaly Hermida, venezolana con nacionalidad española, que tiene 8 años viviendo en Cataluña piensa que la propuesta de Junts Pel Si es una manera de esclarecer lo que quiere el pueblo. Considera que muchos países podrían aprender de lo que han hecho estos partidos, los cuales, en su opinión, han dejado aparte su ego y sus ansias de poder para lograr un objetivo común, que en este caso es la independencia.

La médico venezolana María Fernanda Peraza, también con doble nacionalidad y que participará en las elecciones del 27-S, cree que no es apropiado que se tomen estas elecciones como un plebiscito. “Es una respuesta tan poco democrática como las opiniones del Estado central, ninguna de las posiciones están dentro del marco democrático, la intencionalidad de todo esto es puramente electoral aprovechándose de un clamor popular en un contexto de un independentismo que se está vendiendo como la solución a una crisis económica”, afirma Peraza que lleva siete años en Cataluña.

Joan Botella, catedrático de Ciencia Política en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y decano de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología, opina que el planteamiento de los independentistas es muy forzado porque se trata de unas elecciones parlamentarias. “Propiamente, no puede ser un plebiscito y tampoco se le va a aplicar las reglas de un plebiscito”.

Por lo contrario, Ferran Requejo, profesor de Ciencia Política en la Universidad Pompeu Fabra, indica que la propuesta de Junts Pel Si de darle sentido plebiscitario a estas elecciones es una respuesta a la negativa de Madrid de realizar una consulta sobre el tema de la independencia: “Estas elecciones, según estos partidos, hace las veces del referéndum que no se ha podido efectuar legalmente”.

El renacimiento del independentismo. La crisis económica de 2008 y la negativa del gobierno de Mariano Rajoy de establecer un diálogo con el presidente de la Generalitat, Artur Más, parecen haber creado las condiciones perfectas para que el movimiento independentista tomara más fuerza. “En la opinión pública catalana hay tradicionalmente en torno a 15% o 20% de la población con actitudes independentistas, el fuerte aumento de los últimos cinco años se debe a una reacción contra las políticas desarrolladas por el PP, que ha fomentado una conflictividad muy severa y una oposición radical a toda propuesta de incrementar o consolidar el autogobierno autonómico”, añade Botella sobre la actuación del gobierno de Rajoy. 

Requejo opina que hay mucha gente que se ha hecho independentista en los últimos años no por razones vinculadas a la lengua o la cultura sino por razones económicas y fiscales. Alega que el aumento del independentismo en Cataluña se debe al fracaso del intento de reforma del Estatuto de Autonomía, el cual buscaba darle más competencias a Cataluña debido a que el anterior, de acuerdo con Requejo, se había quedado obsoleto porque no defendía bien el autogobierno. La reforma, además, pretendía obtener una financiación más justa. El profesor agrega que una interpretación en contra del Tribunal Constitucional de España acabó con lo poco que quedaba de esa reforma. Este hecho motivó a una parte de la población, que nunca había sido independentista, a unirse a esta causa. Requejo expone que muchos de los catalanes piensan que si por la vía del pacto no consiguen nada deben hacer un giro más radical, que es la vía de la secesión.

Posibles escenarios.  Joan Botella, docente de Ciencia Política en la UAB, refiere que el dialogo es el único escenario posible. “No hay ningún modo que Cataluña se transforme en un Estado independiente a corto plazo, yo creo que el escenario va a ser una negociación entre el gobierno de Madrid y el gobierno regional. Cuándo se produzca esta negociación y qué resultados pueda tener va a depender de la mayoría parlamentaria o no que haya en Cataluña y del tipo de mayoría parlamentaria y de gobierno que se forme en Madrid”.

Botella indicó que si el PP repite en el gobierno se verá forzado a negociar porque no se puede vivir en esta tensión durante mucho tiempo. Si hay un cambio de gobierno, en las próximas elecciones generales pautadas para el final de 2015, ya sea del PSOE, de Podemos, Izquierda Unida o incluso Ciudadanos, las negociaciones serían muchos más abiertas.

De igual manera, Requejo piensa que si hay un cambio del gobierno central puede ser que las actitudes y las respuestas políticas sean diferentes a las que hasta ahora ha hecho el PP. El profesor de la Pompeu Fabra señala que Madrid debe ofrecer reformas profundas y significativas en el estatuto para evitar una separación. “Si lo que se ofrece es poco, la tensión va a seguir y desde Cataluña se van a ir tomando decisiones conducentes a que en un momento determinado se pueda proclamar una independencia unilateralmente”, afirma.

Las venezolanas Hermida y Peraza a pesar de tener posiciones diferentes sobre la independencia coinciden en que después del 27-S se debe buscar una solución que resuelva los problemas de la sociedad catalana. “Yo vengo aquí a buscar una mejor vida,  vengo de un país en crisis, lo que menos quiero es entrar en un país en crisis otra vez”, destaca Hermida.

Peraza opina que solo serán unos comicios que permitirán medir fuerzas políticas. Hermida cree que después de 27-S Madrid no va a ceder, a pesar de los esfuerzos de los independentistas. “Si hay un cambio de gobierno, creo que puede haber un entendimiento con Cataluña, pero con el PP todo va a seguir igual”.

El dato
68 escaños de los 135 necesitan los partidos independentistas para tener una mayoría absoluta en el Parlamento catalán