• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

"Increíble que Lula y Rousseff desconocieran corrupción en Petrobras"

Fernando Henrique Cardos, expresidente de Brasil / Archivo

Fernando Henrique Cardos, expresidente de Brasil / Archivo

El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso sin embargo no sugiere la vinculanción entre los mandatarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente brasileño Fernando Henrique Cardoso afirmó que "no es creíble" que la jefa de Estado, Dilma Rousseff, y su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, desconocieran el gran caso de corrupción en la petrolera Petrobras.

Cardoso, del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), puntualizó que no sugiere que Rousseff y Lula estuvieran involucrados en los hechos, que han salpicado a varios directivos de la compañía estatal y a cerca de 50 políticos, incluyendo al tesorero del Partido de los Trabajadores (PT), Joao Vaccari.

"En portugués claro: no es creíble que lo que ocurrió en Petrobras fuera desconocido por quien estuviera en el poder, sea Lula o Dilma. No digo que estén involucrados en el asunto, pero no es creíble que fueran ajenos", dijo Cardoso en una entrevista al diario Valor.

El exmandatario, que precedió en el cargo a Lula, agregó que el gobernante Partido de los Trabajadores (PT) lleva "muchos años" apadrinando a los directores de Petrobras, algunos de los cuales están implicados en el desvío de fondos millonarios de la empresa estatal.

El escándalo, que fue destapado hace hoy exactamente un año por la Policía Federal, se refiere al amaño de contratos de Petrobras con constructoras y proveedoras y el reparto de los fondos excedentes entre políticos y partidos.

A lo largo de las investigaciones, la Policía arrestó a cinco exejecutivos de Petrobras, dos de los cuales se confesaron culpables, y una decena de directivos de las mayores constructoras de Brasil, y ha imputado a cerca de 50 políticos.

Este lunes la Fiscalía acusó al tesorero del PT de haber cobrado sobornos millonarios con fondos de la petrolera para financiar al partido.

Según las investigaciones, los pagos entraban en la caja del partido en la forma de donaciones legales de campaña electoral, que eran desembolsadas por las constructoras que tenían contratos con Petrobras.

La Fiscalía estima que el volumen de recursos desviados de los cofres de Petrobras a lo largo de la última década es de unos 2.100 millones de reales (unos 646 millones de dólares).

El escándalo ha contribuido en erosionar la popularidad de Rousseff, que ha caído a niveles cercanos al 20 %, según las últimas encuestas, apenas cinco meses después de haber ganado las elecciones para su segundo mandato.

El pasado domingo, más de un millón de brasileños se manifestaron en decenas de ciudades de todo el país para protestar contra la corrupción y contra el Gobierno de Rousseff.