• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Incertidumbre sobre ayuda alimentaria en Corea del Norte

Aunque Norcorea ha avanzado mucho desde su catastrófica hambruna y las crisis económicas de mediados de la década de 1990, el PMA dice que sigue produciéndose escasez de comida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La agencia de Naciones Unidas que proporcionó ayuda alimentaria en Norcorea durante casi dos décadas dijo tener donaciones suficientes para mantener sus operaciones el resto del año, pero no está claro que pueda seguir trabajando más allá de marzo.

El Programa Mundial de Alimentos lleva tiempo luchando por cubrir sus necesidades de financiamiento. Los donantes fueron menos generosos con Corea del Norte debido a los temores por problemas políticos allí, y por la percepción de que la ayuda se necesita con más urgencia en otros lugares, como zonas de África y Oriente Medio.

Silke Buhr, portavoz regional del PMA, dijo que la crisis se había evitado por ahora.

"Ya no estamos en peligro de cerrar nuestras operaciones (en Corea del Norte) a finales de este año", dijo en un correo electrónico enviado a finales de la semana pasada desde su oficina en Bangkok. "Recibimos suficientes donaciones o promesas de donaciones para permitirnos alcanzar a todos los 1,1 millones de mujeres y niños a los que atendemos al mes hasta finales de marzo de 2015".

Sin embargo, Buht señaló que por el momento la operación sólo estaba financiada hasta el 40%, y que "se necesitan más fondos con urgencia para mantener la operación" más allá de marzo.

El PMA, que opera en Corea del Norte desde 1995, anunció en abril que debido a la falta de financiamiento, no podría proporcionar asistencia a 500.000 niños que asistían a escuelas rurales. El año pasado elaboró un programa de dos años y 200 millones de dólares dirigido a 2,4 millones de niños y mujeres embarazadas o lactantes. Pero el plan se redujo a 1,63 millones, y más tarde se recortó aún más.

Para cumplir sus objetivos, el PMA necesita unos 8 millones de dólares al mes.

Los críticos del programa alegan que la ayuda se desvía al ejército y los programas nucleares de Pyongyang, termina en los bolsillos de las élites y suaviza la presión sobre el gobierno para que resuelva de verdad sus problemas económicos.

Aunque Norcorea ha avanzado mucho desde su catastrófica hambruna y las crisis económicas de mediados de la década de 1990, el PMA dice que sigue produciéndose escasez de comida, empeorada por frecuentes desastres naturales, un crecimiento económico limitado y la falta de combustibles, fertilizantes y semillas.