• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Inadmisible que protestas sean respondidas con balas

El premio Nobel de la Paz dijo que en toda democracia el gobierno de turno debe saber aceptar la crítica | Foto EFE / Archivo

El premio Nobel de la Paz dijo que en toda democracia el gobierno de turno debe saber aceptar la crítica | Foto EFE / Archivo

El premio Nobel Oscar Arias aceptó formar parte de una eventual veeduría internacional en Venezuela

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Oscar Arias, expresidente de Costa Rica, es inadmisible que a las protestas de la sociedad civil se le conteste con balas, y aunque está dispuesto a integrar una veeduría internacional en Venezuela, no se mostró optimista de que esta iniciativa pueda concretarse.

Tanto el premio Nobel de la Paz como los expresidentes Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y Ernesto Samper (Colombia) estarían llamados a representar una veeduría internacional según lo habría anunciado el dirigente político Leopoldo López antes de entregarse a las autoridades. “Ningún latinoamericano podría rechazar una invitación para ayudar a devolverle la calma al pueblo de Venezuela”, señaló Arias.

Arias dijo que en toda democracia el gobierno de turno debe saber aceptar la crítica y acostumbrarse a todos aquellos que discrepan de su gestión. Esta crítica —según el defensor de los derechos humanos— se manifiesta a través de los medios de comunicación social y mediante protestas en las calle por parte de la sociedad civil. “Esto es la comida de todos los días en todo sistema democrático”.

El exmandatario hace un llamado a abrir espacios de diálogo en Venezuela y recordó que el Congreso es el escenario para buscar caminos que conduzcan a una salida a los problemas que enfrenta el país.

Aclaró que la sociedad civil también tiene que ser partícipe del diálogo, por lo que está a favor de que representantes de grupos que se están manifestando en las calles se sienten en la mesa de negociación. “Esa es la manera sensata, cuerda y racional para evitar derramamiento de sangre que nadie desea”, concluyó Arias.

Arias, desde que comenzaron las protestas la semana pasada, ha mostrado particular interés en el caso venezolano, sobre todo, lo relativo a la violación a los derechos humanos y a la erosión de las libertades democráticas.

En un discurso ofrecido para el grupo Operación Libertad, formado por venezolanos que radican en Costa Rica, Arias destacó que Venezuela puede hacer todos los esfuerzos de oratoria que desee para vender la idea de que es una verdadera democracia pero con cada violación a los derechos humanos que comete niega en la práctica esa afirmación porque reprime la crítica y la disidencia.