• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Impuestos a ricos podrían detener "abismo fiscal" en EEUU

Barack Obama, presidente de EE UU / AP

Barack Obama, presidente de EE UU / AP

Los republicanos "tienen que aceptar" que los impuestos deben subir para el 2 % de los ciudadanos más ricos como medida para evitar el "abismo fiscal", dijo un portavoz de la Casa Blanca

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las negociaciones para evitar el "abismo fiscal" en EE UU no avanzan fundamentalmente porque se mantiene el desacuerdo sobre la subida de los impuestos a los ciudadanos más ricos, según se desprende de las declaraciones que hicieron hoy tanto los republicanos como la Casa Blanca.

"No hemos visto en nuestras conversaciones con (el líder de los republicanos en el Congreso, John) Boehner, ningún cambio de postura", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en alusión a que se mantiene el rechazo de los conservadores a que los ricos paguen más para llegar a un acuerdo contra el "abismo fiscal".

Los republicanos "tienen que aceptar", según Carney, que los impuestos deben subir para el 2 % de los ciudadanos más ricos como medida para evitar el "abismo fiscal".

El portavoz subrayó que el presidente del país, Barack Obama, es el "único" que ha hecho una "propuesta específica" para evitar ese temido escenario.

El precipicio fiscal consiste en la combinación del alza generalizada de impuestos y de los recortes del gasto público pactados en 2011 para reducir el abultado déficit que entrarán en vigor en enero próximo.

Además, Carney anotó que "la mayoría" de los estadounidenses apoya la propuesta de Obama y culpa a los republicanos del estancamiento de las negociaciones, según muestran varias encuestas recientes.

Obama "está preparado para negociar" y todavía confía en que "un gran acuerdo" contra el déficit es posible, indicó su portavoz.

Cuando apenas faltan 20 días para lograr un acuerdo, el presidente grabará hoy en la Casa Blanca entrevistas con varias televisiones locales para insistir en su plan, que pasa necesariamente por una subida impositiva para los hogares que ingresan más de 250.000 dólares anuales.

Mientras, Boehner se mantuvo hoy inflexible en su rechazo a esa subida porque, a su juicio, "dañará a los pequeños negocios", que son "el motor de la creación de empleo" en el país.

Boehner, presidente de la Cámara de Representantes, comentó en una comparecencia ante la prensa en el Congreso que está claro que Obama "no se toma en serio" el recorte del gasto público.

Obama "quiere hacer ver que el gasto no es el problema y por eso no tenemos un acuerdo", argumentó el líder republicano.

El Congreso podría aprobar "in extremis" antes de Navidad un acuerdo para extender las rebajas impositivas al 98 % de los ciudadanos y dejar la negociación sobre el restante 2 %, los más ricos, para enero, según las últimas especulaciones de algunos medios estadounidenses.