• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Implican a Yanukóvich y a servicios secretos rusos de asesinatos en el Maidán

El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich | EFE

El depuesto presidente de Ucrania, Víktor Yanukóvich | EFE

Eñ jefe del Consejo de Seguridad de Ucrania acusó a dos grupos del FSB de participar en la planificación y realización de la operación antiterrorista anunciada el 19 de febrero

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las autoridades ucranianas implicaron hoy al depuesto presidente Víktor Yanukóvich y al Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) de Rusia en los violentos sucesos ocurridos el pasado 20 de febrero en el centro de Kiev en el que murieron más de un centenar de personas.

"Planificada como una operación antiterrorista, de hecho, la organización de asesinatos masivos de gente tuvo lugar bajo el mando directo del antiguo presidente Yanukóvich", aseguró Valentín Nalivaichenko, jefe del Consejo de Seguridad de Ucrania (SBU, en ucraniano), en rueda de prensa.

Nalivaichenko acusó a dos grupos del FSB, de 26 y 6 miembros cada uno, de participar en la planificación y realización de la operación antiterrorista anunciada el 19 de febrero por el propio SBU y que desembocó en la matanza del día 20 en el Maidán.

"Tenemos motivos para considerar que precisamente estos grupos que se encontraban en uno de los polígonos del SBU tomaron parte en la planificación y realización de las medidas enmarcadas en la llamada operación antiterrorista", dijo.

Nalivaichenko agregó que el FSB incluso envió "toneladas" de explosivos y armas a Ucrania.

"Para nosotros es muy importante la respuesta del Comité de Instrucción de Rusia", dijo.

Por su parte, los servicios secretos rusos, FSB (antiguo KGB) negaron estas acusaciones y señalaron que "que estas declaraciones queden en la conciencia de los Servicios de seguridad de Ucrania", en declaraciones a la agencia RIA-Nóvosti

En una entrevista con la televisión rusa, Yanukóvich confesó ayer que le tembló la mano a la hora de reprimir las protestas en Kiev que desembocaron en disturbios y terminaron con su derrocamiento el 22 de febrero.

"Me tembló la mano a la hora de hacerlo. Mi principio es que el poder no merece ni una gota de sangre derramada. Nunca di una orden de disparar", señaló.

Y agregó que, "por lo que yo sé, nunca se entregaron armas a los destacamentos especiales que participaron en la defensa de los organismos estatales".

Hoy se anunció que la policía ucraniana ha detenido a doce agentes antidisturbios "Berkut" sospechosos de asesinato masivo de manifestantes durante los sangrientos disturbios del 20 de febrero.

Según la Fiscalía ucraniana, entre los detenidos figura el comandante de la llamada 'unidad negra' de 'Berkut' que entregó armas de fuego a los antidisturbios para disparar contra los manifestantes.

"Murieron 17 personas. Ese destacamento abrió fuego contra los manifestantes, incluido con francotiradores", afirmó Arsén Avákov, ministro del Interior, durante la misma rueda de prensa.

Los sospechosos, de ser hallados culpables por los cargos que se les imputan, podrían ser condenados a cadena perpetua.

Más de 100 personas murieron en el centro de Kiev durante la revuelta popular de finales de febrero, la mayoría víctimas de francotiradores apostados en varios edificios del Maidán (como se conoce la plaza que se convirtió en el corazón de las protestas antigubernamentales) y las calles aledañas.