• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Impidieron en EE UU usar fondos públicos para enviar presos a Guantánamo

Guantánamo / EFE

Guantánamo / EFE

La transferencia de detenidos a Yemen es una medida clave para poder cerrar definitivamente la prisión situada en la Base Naval de Guantánamo (Cuba), ya que 56 de los 86 detenidos que han sido declarados transferibles son de ese país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó hoy a favor de un proyecto de ley que prohíbe utilizar fondos públicos para transferir a Yemen a los presos de Guantánamo, un nuevo movimiento de los republicanos para evitar que el presidente estadounidense, Barack Obama, cierre el penal.

La Cámara aprobó por 236 a 188 el texto propuesto por la congresista republicana por Indiana Jackie Walorski.

La transferencia de detenidos a Yemen es una medida clave para poder cerrar definitivamente la prisión situada en la Base Naval de Guantánamo (Cuba), ya que 56 de los 86 detenidos que han sido declarados transferibles son de ese país.

Obama emitió una moratoria en la transferencia de detenidos a Yemen en enero de 2010 después de que Umar Farouk Abdulmutallab, pasajero del vuelo de la aerolínea Northwest el día de Navidad de 2009, intentara destruir el avión y matar a los casi 300 pasajeros, siguiendo instrucciones provenientes de Yemen.

Sin embargo, el presidente anunció a finales de mayo que va a levantar la restricción para impulsar la transferencia de los detenidos y dar así un importante paso hacia el cierre de la prisión, un objetivo que volvió a marcarse en un discurso que ofreció en la Universidad de Defensa de Washington.

Walorski insistió hoy en que EE UU no debe transferir a los presos ya que Yemen ha sido un semillero para el terrorismo y centro de operaciones para la cédula de Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP).

"No tiene sentido enviar terroristas a un país que cuenta con una red terrorista activa", dijo Walorski.

Pero los demócratas sostuvieron que el gobierno de Yemen ha demostrado ser un aliado en la lucha contra AQAP.

"No podemos retener a estas personas para siempre. Tenemos que dar opciones al presidente, no lo restrinja", dijo el representante por Washington Adam Smith, principal demócrata en el Comité de Servicios Armados de la Cámara.

La cárcel de Guantánamo se abrió en enero de 2002 por decisión del entonces presidente George W. Bush y en el marco de la "guerra global" de EE.UU. contra el terrorismo tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, y llegó a tener casi 800 reclusos.

Las presiones sobre la Casa Blanca para el cierre del penal se han incrementado últimamente con la huelga de hambre de un centenar de los presos, la cual comenzó hace tres meses en protesta por el trato que reciben los detenidos y en especial por el supuesto uso inadecuado del Corán, el libro sagrado de los musulmanes, por parte de sus guardianes.

El cierre de la prisión fue una de las promesas formuladas por Obama durante su campaña electoral de 2008, aún por cumplir.