• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Iglesia de Honduras pide a políticos que dejen discurso y no se crean "Superman"

En su mensaje durante la homilía dominical, el vicario de la catedral de Tegucigalpa, Carlos Rubio, destacó que los que se activan en política deben abandonar el discurso, porque para los pueblos lo que cuenta son las obras que hacen cuando están en el poder

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La iglesia católica de Honduras le pidió hoy a los políticos que buscan cargos de elección popular en las elecciones del 24 de noviembre próximo, que tengan menos discurso, hagan más obras y no se crean "Supermán".

"Si quieren ser reconocidos como líderes y quieren ser favorecidos por la voluntad del pueblo, deben aprender del verdadero mesías, Jesucristo, despojándose de toda pretensión política populista y de falsos mesías que lleguen a creerse los Supermán", subrayó el vicario de la catedral de Tegucigalpa, Carlos Rubio.

En su mensaje durante la homilía dominical, Rubio destacó que los que se activan en política deben abandonar el discurso, porque para los pueblos lo que cuenta son las obras que hacen cuando están en el poder.

Añadió que "la mejor carta de presentación ante los demás no son sólo las palabras que decimos, sino las buenas obras que hacemos porque las mejores respuestas se dan en la vida, no con elocuentes discursos".

Rubio también abogó porque entre los hondureños impere la entrega y humildad hacia sus semejantes, imitando a Jesucristo, de quien resaltó que asumió el dolor, el sufrimiento, la angustia y los pecados del hombre.

Honduras figura entre los países más pobres de Latinoamérica y uno de los que registra los índices más altos de violencia, según diversos organismos.

En noviembre próximo el país celebrará sus novenas elecciones generales consecutivas desde 1980, cuando se retorno a la democracia tras casi dos décadas de regímenes militares.

En los comicios participarán, por primera vez, nueve partidos políticos, cuatro de ellos surgidos tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 al entonces presidente, Manuel Zelaya, quien promovía una consulta popular para reformar la Constitución, pese a que tenía impedimentos legales.