• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Identifican a uno de los suicidas del ataque contra embajada iraní en Beirut

Al menos veinte personas murieron este martes y cerca de un centenar resultaron heridas en dos explosiones perpetradas por suicidas frente a la Embajada de Irán en Beirut, Líbano | EFE

Explosiones perpetradas por suicidas frente a la Embajada de Irán en Beirut, Líbano | EFE

Uno de los dos kamikazes que perpetraron el atentado contra la Embajada de Irán en Beirut el pasado martes, en el que murieron 24 personas y 147 resultaron heridas, ha sido identificado, informó hoy el fiscal militar Sakr Sakr

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El suicida fue identificado como Muin Abu Dahr, quien, según la televisión oficial libanesa LBC, era un seguidor del jefe salafista (rigorista suní) Ahmed al Asir, enemigo del régimen sirio y de Teherán.

El magistrado castrense y el fiscal general interino del Tribunal de Casación, Samir Hamud, aseguraron hoy que la investigación continúa para identificar al segundo kamikaze y todo lo relacionado con ese acto terrorista. El Ejército libanés publicó además ayer una fotografía de una persona buscada, probablemente el segundo suicida, que los medios locales definen como un palestino del campo de refugiados de Ain el Helu y partidario del jeque Al Asir.

La identificación de Dahr fue posible después que su padre le reconociera en una foto publicada por el ejército y se le tomaran muestras de sangre para efectuar un examen de ADN. Las brigadas Abdalá Azzam, vinculadas a Al Qaeda, reivindicaron el doble atentado y aseguraron que los kamikazes eran libaneses, pero en un principio se apuntó que podrían ser extranjeros que habían falsificado sus documentos de identidad.

El jeque Al Asir, supuesto mentor de los suicidas, creó un movimiento para enviar en junio pasado a yihadistas a luchar junto a los rebeldes sirios en Al Quseir, población siria fronteriza con el Líbano. Desconocido hasta el comienzo del conflicto en Siria en marzo de 2011, Al Asir, de 45 años, saltó a la fama por sus discursos incendiarios contra el grupo chií libanés Hizbulá y contra el régimen sirio de Bachar al Asad. El jeque permanece en paradero desconocido desde los combates entre sus seguidores y el ejército libanés en junio pasado en la ciudad meridional de Sidón, donde era imán de una mezquita.