• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Humo y restos del incendio impiden buscar más víctimas del "Norman Atlantic"

Las cifras oficiales apuntan a que en el suceso murieron once personas, si bien dos cadáveres no han podido ser recuperados/ EFE

Las cifras oficiales apuntan a que en el suceso murieron once personas, si bien dos cadáveres no han podido ser recuperados/ EFE

Buzos de la policía inspeccionaron además el casco del buque "para ver si ahí había problemas eventuales para la navegación y para verificar en cualquier caso la posibilidad de que hubiera cualquier cosa bajo la quilla"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El humo y las altas temperaturas impidieron hoy buscar más víctimas dentro del ferri "Norman Atlantic", que llegó ayer remolcado al puerto de Brindisi (sur de Italia) tras el incendio sufrido el domingo en el mar en que murieron once personas.

"De momento, pero recuerdo que estamos todavía en una fase inicial de la entrada en la nave, no hemos encontrado cuerpos", declaró a la prensa al final de la jornada de inspección Ettore Cardinali, de la fiscalía de Bari, que ha asumido la investigación del suceso.

Cardinali reconoció que no se pudo entrar en todas las zonas del barco "para verificar su contenido y eventualmente (si hay) más cuerpos, que no se excluye que los haya", agregó.

El responsable de la fiscalía explicó que en la misión de inspección llevada a cabo participaron bomberos, carabineros y miembros de la policía científica, que controlaron "todos los aspectos técnicos del sistema de seguridad y antiincendios y sobre la evacuación de la nave".

Buzos de la policía inspeccionaron además el casco del buque "para ver si ahí había problemas eventuales para la navegación y para verificar en cualquier caso la posibilidad de que hubiera cualquier cosa bajo la quilla".

"En el garaje de la nave la temperatura es todavía muy elevada", había explicado antes Mario Valente, comandante de la capitanía del puerto de Brindisi.

Valente precisó que a bordo del "Norman Atlantic" subió el fiscal de Bari, Giuseppe Volpe, quien coordina el equipo de investigación de la Guardia Costiera (el servicio de guardacostas), los carabineros y la policía.

"En el interior del barco hay partes que fueron destruidas completamente por el fuego", añadió el comandante.

El fiscal Volpe declaró el jueves que la cifra de desaparecidos por el suceso podría alcanzar un máximo de quince personas.

El miércoles la Guardia Costiera comunicó que había entregado a las fiscalía una lista de 477 personas rescatadas que viajaban en el barco, lo que modificó los números proporcionados previamente por las autoridades.

Inicialmente se había informado de la llegada a puertos italianos de 310 personas y de que a Grecia se había trasladado a otras 80, mientras que el fiscal indicó en un primer momento que no se tenía noticias de 98 personas que viajaban en el ferri porque se partía de la hipótesis de que casi 500 debían estar a bordo.

Cerca del buque, escorado hacia estribor al parecer por el desplazamiento de los numerosos vehículos que están en su interior, asistieron a los trabajos de inspección familiares de diez personas de las que dijeron no tener noticias y que podrían estar en el interior del buque.

Se trata de ciudadanos de origen griego de las que no se conoce su paradero, dijeron a los medios de comunicación esos familiares, unas veinte personas que llegaron a Brindisi para seguir las operaciones de inspección del "Norman Atlantic".

Las cifras oficiales apuntan a que en el suceso murieron once personas, si bien dos cadáveres no han podido ser recuperados.

Además otros dos trabajadores de nacionalidad albanesa perecieron durante las tareas de amarre de la embarcación, a la deriva ante las costas de Albania.

El suceso ocurrió en la madrugada del domingo, cuando se desató un incendio en algún punto del garaje de este barco fletado por la naviera griega "Anek" y que realizaba el trayecto entre el puerto heleno de Patras y el italiano de Ancona.

Autoridades de Grecia, Albania e Italia llevaron a cabo una operación de rescate de los pasajeros que viajaban a bordo, que duró 36 horas y que estuvo dificultada por las muy adversas condiciones meteorológicas en ese área del Adriático.

La fiscalía ya ha interrogado al comandante de la nave, Argilio Giacomazzi, y los medios italianos han informado de que otros miembros de la tripulación son investigados por su gestión en la evacuación de la nave.

Inscritas formalmente en el elenco de investigados hay al menos otras cuatro personas: dos miembros de la tripulación y dos representantes de la naviera.