• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Humala defiende cargo de su esposa como presidenta del partido de gobierno

Para el presidente peruano, es "una vergüenza" que varios medios de comunicación estén en manos de un solo grupo empresarial | Foto EFE / Archivo

Ollanta Humala | Foto EFE / Archivo

"Nosotros sabemos diferenciar las actividades propias del partido con las actividades propias del gobierno; en ese sentido Nadine viene cumpliendo los encargos que le doy yo como Presidente de la República en lo que es apoyo activo a la promoción de los programas sociales", dijo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente peruano Ollanta Humala defendió el jueves la designación de su esposa, Nadine Heredia, como presidenta interina del Partido Nacionalista, al responder a críticas de la oposición sobre un posible uso de fondos públicos para ejercer el cargo partidario.

"Me parece que sería injusto pedir al partido que no tenga su dinámica propia dentro de la democracia, que se quede estático", dijo el mandatario a periodistas. El lunes el partido de Humala, fundado en 2005, informó que Heredia asumió la presidencia de esa organización a pedido del jefe de Estado, lo que generó cuestionamientos de la oposición sobre el doble papel que ejercería como dirigente partidaria y primera dama.

El mandatario anotó que su esposa es cofundadora del Partido Nacionalista y ha ejercido la Secretaría de Relaciones Internacionales del partido.

"Nosotros sabemos diferenciar las actividades propias del partido con las actividades propias del gobierno; en ese sentido Nadine viene cumpliendo los encargos que le doy yo como Presidente de la República en lo que es apoyo activo a la promoción de los programas sociales", dijo.

Según Humala, no existe incompatibilidad de su cargo partidario con su función de primera dama, que es "honorífico, pues no recibe un solo sol (moneda peruana) del Estado".

La oposición teme que Heredia pueda efectuar proselitismo político con recursos del Estado a partir del apoyo a los programas sociales del gobierno.

La Primera dama es considerada una de las personas más influyentes en el gobierno de su esposo, según las encuestas, y los medios de comunicación le atribuyen aspiraciones presidenciales en las elecciones de 2016 a pesar de sus desmentidos