• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hotel peruano fue multado con 2.600 dólares por discriminar pareja homosexual

El hotel deberá pagar además a los hombres los gastos en que incurrieron para presentar su queja y culminar con todo el proceso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hotel de la ciudad peruana de Tacna, fronteriza con Chile, fue multado con 2.600 dólares por discriminar a una pareja de homosexuales que quiso alojarse en una suite matrimonial, según informó este jueves el instituto peruano de defensa del consumidor.

La Sala Especializada en Protección al Consumidor del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) confirmó, en segunda instancia, la sanción impuesta al Plaza Hotel de Tacna por discriminar a la pareja debido a su orientación sexual, indicó un comunicado de la entidad oficial.

El hotel deberá pagar además a los hombres los gastos en que incurrieron para presentar su queja y culminar con todo el proceso.

El 22 de marzo del año pasado, la pareja de varones se dirigió al hotel para alojarse mientras visitaba Tacna, pero al pedir una suite matrimonial se la negaron con el argumento de que "no brindaban servicios de hospedaje a personas como ellos, por el bienestar y respeto a los demás clientes", según explicó el comunicado.

Los agraviados denunciaron al hotel ante la oficina de Indecopi en Tacna por discriminación sexual y afectación a sus derechos como consumidores, y su queja fue aceptada e impuesta la misma sanción en primera instancia.

El hotel admitió que el recepcionista negó la habitación a la pareja por su orientación sexual, pero lo atribuyó a un error del empleado del cual no podía responsabilizarse a la empresa.

La sala especializada de Indecopi confirmó, en segunda instancia, la multa de 7.400 soles (unos 2.600 dólares) y el pago de los costos en los que incurrieron los denunciantes durante el procedimiento.

El tribunal subrayó que el Código de Protección y Defensa del Consumidor de Perú prohíbe todo tipo de discriminación, incluyendo la motivada por orientación sexual, y que las empresas son responsables por el actuar de sus dependientes.