• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hospitalizan a George W.H. Bush por problemas respiratorios

 George H.W. Bush aseguró sentirse bien después del inconveniente / Archivo

George H.W. Bush aseguró sentirse bien después del inconveniente / Archivo

El expresidente de Estados Unidos fue trasladado hoy de forma preventiva a un hospital de Houston (Texas) 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El expresidente de Estados Unidos George H.W. Bush, fue trasladado hoy de forma preventiva a un hospital de Houston (Texas) tras presentar problemas respiratorios, según informó su oficina en un comunicado.

El expresidente, de 90 años, fue ingresado en el Hospital Metodista de Houston donde permanecerá en observación como "medida de precaución", indicó su portavoz, Jim McGrath.

Bush fue ingresado en el mismo hospital en noviembre de 2012, donde permaneció un mes, debido a complicaciones de una bronquitis.

El exmandatario, que padece la enfermedad de Parkinson y tiene dificultades para mover las piernas, celebró el pasado junio su 90 cumpleaños con un salto en paracaídas, al igual que cuando cumplió 85, 80 y 75 años.

Veterano de la Segunda Guerra Mundial, el republicano George H.W. Bush fue vicepresidente durante el mandato de Ronald Reagan y es padre del también expresidente George W. Bush (2001-2009).

Bush comenzó a experimentar problemas de salud en 1991 cuando, todavía siendo presidente, fue ingresado por una arritmia cardiaca y los médicos le detectaron la enfermedad de Graves.

Esta condición, que padece también su esposa Barbara, se manifiesta por una superactividad de la glándula tiroidea.

En el año 2000, también fue ingresado en el Hospital Comunitario Naples en Florida (EE.UU.), tras sentirse indispuesto en una recepción con banqueros.

En aquella ocasión los médicos le diagnosticaron una arritmia cardíaca por fibrilación auricular.

La fibrilación auricular es una condición en la que las dos cámaras superiores del corazón tienden a vibrar en lugar de llevar a cabo el bombeo apropiado. Esto causa una bajada de la presión sanguínea, y si no se corrige de inmediato con medicamentos, puede conducir a un fallo cardiaco.