• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Horacio Cartes recibió un Paraguay "rico pero sin plata"

Horacio Cartes asume la presidencia de Paraguay | EFE

Horacio Cartes asume la presidencia de Paraguay | EFE

Su nuevo ministro de Hacienda tendrá que manejar el importante déficit presupuestario acumulado en el primer semestre del año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El nuevo presidente de Paraguay, Horacio Cartes, recibe "un país rico, pero sin plata", como lo describió su nuevo ministro de Hacienda, German Rojas, quien tendrá que manejar el importante déficit presupuestario acumulado en el primer semestre del año.

Según datos del Ministerio de Hacienda, hasta fines de julio se acumularon como déficit 465.000 millones de guaraníes (unos 105 millones de dólares al cambio actual), que el anterior equipo ministerial achacó a la pobre recaudación de impuestos y tasas aduaneras.

El colorado Cartes ya había advertido en los meses previos de que le estaban dejando la "caja vacía" y el hasta este miércoles ministro de Hacienda, Manuel Ferreira, terminó admitiendo que Rojas recibiría una "caja muy difícil de manejar", con unos 500 millones de dólares para ejecutar y otros 100 millones de un préstamo del BID.

Las últimos dos meses Hacienda acumuló impagos y dejó conflictos abiertos al nuevo Ejecutivo como el que han planteado los docentes, que hoy se manifestaron en Asunción, o los empresarios del transporte asunceno, concesionarios de un deficiente servicio público subsidiado.

Otro conflicto atañe a los poderosos empresarios sojeros, cuyas exportaciones son fundamentales para la economía del país y que siguen renuentes a aceptar el pago de un impuesto del 10 % por ellas, según una ley aprobada por el nuevo Legislativo, de mayoría colorada.

Cartes, que dejó abierta la posibilidad de retocar ese impuesto con una enmienda a la ley, exigió a los ricos sojeros del país que asuman su responsabilidad fiscal: el sector apenas contribuye a las arcas del Estado con el Imagro, un impuesto que en 2011 representó el 0,45 % del total de 13,18 billones de guaraníes (unos 3.100 millones de dólares) de impuestos recaudados.

Con una cosecha récord prevista en esta campaña (7,9 millones de toneladas frente a los 3,16 de 2012) y la recuperación de mercados de la carne, el Banco Central de Paraguay (BCP) estimó que el sector agrícola le daría un fuerte tirón al alza al PIB de 2013, con una proyección de crecimiento del 13 %.

En el primer semestre de este año, Paraguay exportó carne por valor de 509,8 millones de dólares, un 43,68 % más que en el mismo periodo de 2012, mientras que los sojeros casi doblaron sus ventas en el primer trimestre, con 791,4 millones de dólares.

Pero la bonanza de los grandes terratenientes y estancieros del país no llega a sus capas más bajas y Paraguay sigue siendo uno de los países más pobre de América Latina, con el 32,4 % de la población sobreviviendo en la pobreza (y un 18 % de indigentes).

Con un salario mínimo oficial de 1,66 millones de guaraníes (375 dólares), el sueldo promedio apenas supera esa cantidad y ronda los 1,86 millones de guaraníes (420 dólares), según datos de la Dirección de Estadísticas.

El Instituto de Previsión Social calcula que ocho de cada 10 empresarios no inscribe a sus trabajadores, de modo que sólo tienen cobertura el 18 % de los 3,5 millones de personas que componen la población activa del país, de 6,5 millones de habitantes.

Cartes prefiere decir que Paraguay es un país rico, por sus muchos recursos naturales casi sin explotar (el gran acuífero guaraní, el petróleo del Chaco, la energía eléctrica de sus ríos, la tierra cultivable), y que el pueblo no le pide "limosna" sino "oportunidades".

Hoy, en su discurso de investidura, el nuevo gobernante y exitoso empresario prometió esforzarse por ganar "cada batalla de la guerra contra la pobreza" que él dice haber declarado.

Lo cierto es que las cuentas de este año le permiten poco margen de maniobra y Cartes ya ha anunciado congelación salarial a los funcionarios y pedido que se tenga en cuenta las posibilidades presupuestarias reales.

"Se puede gastar lo que se tiene, no lo que se quiere", dijo Rojas hace unos días y, empleado el lenguaje bancario que bien conoce (fue presidente del BCP), diagnosticó que el Estado "vive del sobregiro de una cuenta corriente".

Paraguay es "el secreto mejor guardado" de América Latina, lo cual "es una fortaleza y una oportunidad", insistió Cartes, en una clara invitación a los inversores extranjeros invitados a su jura, con los que mañana tendrá su primera actividad, un desayuno de trabajo, como presidente de Paraguay.