• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Homenajearon al primer soldado español fallecido en desembarco de Normandía

El español Manuel Otero / Cortesía: Asociación 'The royal green jackets'

El español Manuel Otero / Cortesía: Asociación 'The royal green jackets'

Manuel Otero nacido en La Coruña (Galicia) era un hombre sencillo y desconocido que sacrificó su vida a favor de la libertad en una de las operaciones más decisivas de la Segunda Guerra Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La región española de Galicia (noroeste) rindió hoy homenaje, por primera vez, al primer soldado español fallecido en el desembarco de Normandía, Manuel Otero.

Este héroe nacido en La Coruña (Galicia) era un hombre sencillo y desconocido que sacrificó su vida a favor de la libertad en una de las operaciones más decisivas de la Segunda Guerra Mundial.

El desembarco de Normandía, del que hoy se cumplen 70 años, está considerado como el principio del fin de la II Guerra Mundial en suelo europeo, y Manuel Otero falleció en el primero de los desembarcos aliados que se produjeron en la costa francesa.

Amigos, familiares y vecinos se han unido hoy a los Amigos del Museo Militar de A Coruña y la Asociación Histórico Cultural Royal Green Jackets, así como a la agrupación cultural Terra de Outes, para rendir un sentido homenaje a este gallego.

Su historia permaneció en la penumbra hasta que hace apenas ocho meses una de sus sobrinas, Gema Martínez, decidió "poner en orden" la casa familiar para rehabilitar algunas zonas.

Contactó con el Museo Militar de La Coruña para consultar si querían el baúl de zinc, transformado en caja mortuoria, en el que vino conservado el cuerpo de su tío desde el cementerio norteamericano hasta tierras coruñesas, cuatro años después de su fallecimiento.

Fue entonces cuando empezó una investigación sobre su vida, y su etapa en Francia, a través del número identificativo de la placa del baúl, que obtuvo una conclusión única y que marca el devenir de los acontecimientos históricos: Manuel Otero era el primer gallego, y también español, fallecido en el desembarco de Normandía.

Nacido en 1916, era marinero de profesión hasta que con tan solo 20 años las circunstancias empezaron a encauzar su destino. Luchó en la Guerra Civil española en el bando republicano y resultó herido de gravedad en un pulmón y en un brazo.

Después de siete meses de recuperación y tras la desmovilización volvió a su Galicia natal, pero los vencedores de la guerra civil, implacables en la persecución de los republicanos durante los años siguientes al fin del conflicto, abrieron contra él un proceso de batida, por lo que decidió embarcar en un buque rumbo al otro lado del Atlántico, a Estados Unidos.

Otero llegó a EEUU en 1941 y dos años después, se alistó como voluntario en el Ejército estadounidense, siendo asignado al XVI Regimiento de la I División de Infantería, la famosa 'Big Red One', destinada a desembarcar en la playa de Omaha en el conocido sector Doc Green.

La unidad del soldado gallego fue mermada en un 70 por ciento en la arena del litoral francés y el propio Otero fue uno de los primeros en caer.

Buena prueba de esta historia son los documentos, fotografías y objetos personales que sus familiares han conservado a lo largo de este tiempo, y que ilustran toda una vida, hasta el momento, en la sombra.

Una vecina de la localidad, y amiga de la familia recuerda que cuando tenía apenas 9 años presenció el entierro de Manuel, cuyo cuerpo venía depositado en una caja cubierta por una bandera americana.

Cuenta que fue enterrado "con todos los honores" y que le concedieron la Medalla con la Cruz Púrpura, que conserva Rosa, su única hermana viva, que reside en Italia y que no pudo asistir al homenaje porque a sus 83 años se encontraba trabajando.