• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hollande revisará el pacto fiscal con Bélgica tras exilio de grandes fortunas

François Hollande, ofrece un discurso ante el parlamento polaco / EFE

François Hollande / EFE

Aunque no se refirió en concreto a Depardieu, el mandatario señaló que Francia revisará la convención fiscal que tiene con Bélgica y añadió que "no hay otra forma, y no puede ser una voluntad únicamente francesa"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente francés, François Hollande, anunció hoy que revisará la convención fiscal con Bélgica después de varios casos de grandes fortunas que se trasladan a este país por el alto sistema impositivo galo, el último de ellos el del actor Gérard Depardieu.

Hollande se pronunció así al ser preguntado por el caso concreto del actor y productor de cine francés en una rueda de prensa al término de la cumbre de líderes europeos que se celebró hoy en Bruselas.

Aunque no se refirió en concreto a Depardieu, Hollande señaló que Francia revisará la convención fiscal que tiene con Bélgica y añadió que "no hay otra forma, y no puede ser una voluntad únicamente francesa".

"Estamos obligados a renegociar la convención fiscal para tratar el caso de aquellos que están instalados en ciertas localidades de Bélgica", dijo el presidente francés.

Hollande defendió además la necesidad de avanzar hacia una convergencia fiscal en Europa una vez que se han armonizado las políticas presupuestarias, para evitar que se produzca un "'dumping' fiscal en ciertas situaciones, tanto con empresas como con particulares".

Depardieu ha sido el último en engrosar la lista de grandes fortunas y artistas que cruzan la frontera para preservar su patrimonio, después de que se aplicara la controvertida medida de Hollande para hacer tributar con un 75 % a quienes ganen más de un millón de euros al año.

El actor mantendrá la nacionalidad francesa pero si demuestra oficialmente que pasa la mitad del año en Bélgica pagará sus impuestos en Néchin, localidad en la que hace un mes se compró una casa y donde ya se ha domiciliado.

Esta decisión ha sido criticada por representantes políticos de partidos tanto de la derecha como de la izquierda francesa, como el primer ministro, el socialista Jean-Marc Ayrault; el presidente oficial de la conservadora UMP, Jean-François Copé; la portavoz de Lucha Obrera, Nathalie Arthaud, o la ultraderechista Marine Le Pen.

Hollande, de nuevo sin mencionar explícitamente a Depardieu, hizo hoy un llamamiento a la "ética" cuando se le pregunto por el asunto.