• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hollande recuerda que el peso de la misión en Mali será africano, no francés

François Hollande

François Hollande

Es una misión militar difícil, "que Francia ejecuta para todos nosotros", dijo Merkel, mientras el presidente francés insistía en el compromiso de "apoyo logístico" expresado por la mayoría de sus socios europeos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente francés, François Hollande, recordó hoy en Berlín que el peso fundamental de la intervención en Mali corresponde al contingente formado por los países africanos, no a Francia, por mucho que su ejército asumiera de entrada la ofensiva.

"Francia asumió la iniciativa, en tanto que teníamos tropas a disposición en la zona, pero corresponderá a los países africanos la función de estabilizar la situación", indicó el presidente francés en una comparecencia junto a la canciller Angela Merkel, a la que agradeció el apoyo logístico de su Gobierno.

Es una misión militar difícil, "que Francia ejecuta para todos nosotros", dijo Merkel, mientras Hollande insistía en el compromiso de "apoyo logístico" expresado por la mayoría de sus socios europeos.

El Presidente francés expresó repetidamente su reconocimiento a la canciller por la "pronta concreción" del apoyo logístico alemán -dos aviones de transporte Transall-, que llegaron a Bamako el pasado fin de semana y cuyo cometido es trasladar a las tropas africanas desde los países vecinos hasta la capital de Mali.

Asimismo, dijo que tras la ofensiva lanzada por las tropas francesas ha entrado ya en acción el ejército de Mali y conjuntamente están luchando para recuperar el control sobre todo el territorio del país.

La contribución alemana a la operación ha sido recibida con críticas en Alemania, tanto de la oposición como de las propias filas de la canciller, por considerarse insuficiente ante su principal socio europeo.

Hollande preside hoy en Berlín junto con Merkel los actos con motivo del 50 aniversario del Tratado del Elíseo, suscrito el 22 de enero de 1963 entre el presidente Charles de Gaulle y el canciller Konrad Adenauer y fundamento del actual eje franco-alemán.