• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hollande rinde homenaje al pueblo británico ante la reina Isabel II

La Reina Isabel II brinda con el presidente de Francia, François Hollande / EFE

La Reina Isabel II brinda con el presidente de Francia, François Hollande / EFE

Más allá de las diferencias de París y Londres sobre el futuro de la Unión Europea, el presidente francés subrayó que unos y otros "tienen responsabilidades particulares"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente francés, François Hollande, rindió hoy homenaje a la reina de Inglaterra, a su familia y al pueblo británico, resaltó las coincidencias pero también las rivalidades con Francia y subrayó que ambos países tienen como primera responsabilidad internacional la paz.

"La paz es nuestro primer deber", dijo Hollande en un breve discurso al comienzo de la cena de gala que ofreció en el Palacio del Elíseo a Isabel II, antes de recordar que "Europa es el símbolo de nuestra reconciliación".

Más allá de las diferencias de París y Londres sobre el futuro de la Unión Europea, el presidente francés subrayó que unos y otros "tienen responsabilidades particulares" en la escena internacional en tanto que miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y detentores de la bomba atómica.

Afirmó asimismo que "franceses y británicos son como gemelos, sorprendidos por sus parecidos, orgullosos de sus diferencias, unidos cuando lo fundamental está en juego".

La cena en honor a la reina -que estuvo acompañada por su marido, el duque de Edimburgo- marcó el final de los actos oficiales de la jornada central de conmemoración del 70 aniversario del desembarco de Normandía, que reunió en esa región del noroeste de Francia a mandatarios de una veintena de países.

A ese respecto, Hollande aseguró que "los franceses no olvidan que un día la libertad vino del otro lado del Canal de la Mancha" y recordó las imágenes de los padres de Isabel II en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, "ejemplares por su valor bajo las bombas y entre las ruinas".

La reina, en otro breve discurso antes de un brindis común -que pronunció con unos fragmentos en francés y otro en inglés- dijo tener "una gran afección por el pueblo francés", que con el británico tiene una larga historia de "amistad y rivalidad".

Coincidió con Hollande en que las dos naciones "tienen un papel particular" como "guardianes de la paz y de la seguridad internacional", y se refirió a los miles de personas de uno y otro país que "han hecho de la Mancha no una línea de separación, sino un puente de unión".

Entre los más de 200 invitados a la cena de gala, preparada por una veintena de cocineros, hubo deportistas, artistas y políticos, que degustaron un menú a base de una entrada de fuagrás, seguida por un cordero de Sisteron con vino de Burdeos y un postre llamado "sensación de verano".

La reina de Inglaterra finaliza su visita de Estado a Francia -la quinta que ha realizado a este país- con un recorrido mañana por el mercado de las flores y de los pájaros de París, acompañada por Hollande y la alcaldesa de la ciudad, Anne Hidalgo.

El presiente francés también irá a despedirla hasta la base aérea de Villacoublay, de donde despegará su avión.