• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

El voto hispano será decisivo en al menos cinco estados clave

Los demócratas han priorizado la movilización de los hispanos en estados como Florida / AFP

Los demócratas han priorizado la movilización de los hispanos en estados como Florida / AFP

Se calcula que más de 12 millones de latinos podrían acudir hoy a las urnas en Estados Unidos, según datos de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los centros de votación abrieron el martes en el noreste de Estados Unidos para dar paso a una jornada electoral en la que se espera una influencia decisiva de los latinos.

Se calcula que 12,2 millones de latinos podrían acudir a las urnas, según datos de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados, lo que representa un aumento del 26% en comparación con los 9,7 millones que lo hicieron en las elecciones presidenciales del 2008.

El voto hispano (significativo durante los comicios de 2004 y 2008, cuando contribuyeron a la victoria demócrata) será determinante, además, en cinco de los estados considerados como clave en este proceso, que inclinarán la balanza a favor de Barack Obama o de su rival, Mitt Romney.

El nivel de participación de los hispanos será determinante en Arizona (donde las leyes de inmigración han servido de incentivo para la movilización a favor de los demócratas) y Florida, el estado reñido que aporta más votos electorales (29 de los 270 necesarios para hacerse con la victoria) y donde el voto puertorriqueño, más demócrata, desafía el peso de los cubanos, más republicanos.

Otros estados donde los hispanos serán esenciales para la victoria son Iowa, cuyos 6 votos electorales son imprescindibles para cualquier victoria; Colorado, donde pueden deshacer el empate virtual que reflejan las encuestas hasta el día de hoy; y Carolina del Norte, donde peligra una repetición del triunfo de Obama en 2008.

Dos de cada tres hispanos dieron su voto a Obama en 2008 y, según los últimos sondeos, ese margen podría verse ampliado en estas elecciones hasta un 73% del voto hispano, mientras que Romney recibiría un 21%, según la organización Latino Decisions. El electorado hispano, además, ha crecido un 26% desde hace cuatro años.

Grupos comunitarios y organizaciones de todo el país se han esforzado durante meses en movilizar a los electores hispanos y registrar a los que pueden votar, ya que los niveles de participación de este grupo no son muy altos, pero su voto es clave en la contienda.
 
En muchos estados también se escogerá a gobernadores y miembros del Congreso, tanto a nivel estatal como federal. Otros decidirán además si adoptan distintas medidas locales. En Montana, por ejemplo, se votará a favor o en contra de demostrar la ciudadanía estadounidense para recibir prestaciones estatales, mientras que en Maryland se considerará si jóvenes inmigrantes no regularizados deberían pagar los mismos costes universitarios que los estudiantes del estado.