• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hispano acusado de terrorista se declaró no culpable en Los Ángeles

Miguel Alejandro Santana Vidriales, de 21 años y residente de Upland, compareció junto a Ralph Deleon, de 23 años, y Arifeen David Gojali, de 21

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hispano acusado de participar en un complot terrorista junto a otros tres supuestos cómplices se declaró hoy no culpable de los cargos en su presentación ante el juez en una corte de Los Ángeles.

Miguel Alejandro Santana Vidriales, de 21 años y residente de Upland, al este de Los Ángeles, compareció junto a Ralph Deleon, de 23 años, y Arifeen David Gojali, de 21, que rechazaron la acusación de que planeaban acciones terroristas para hacer explotar bombas y asesinar soldados estadounidenses en bases militares en el extranjero.

Mientras los abogados de la defensa están a la espera de recibir todas las pruebas en contra sus clientes, el juicio ha sido programado para comenzar el 22 de enero de 2013 en la corte Federal de Riverside, al este de Los Ángeles.

La acusación, presentada por la Fiscalía el pasado 19 de noviembre, asegura que Santana y Deleon fueron reclutados por Sohiel Omar Kabir, de 34 años, para recibir entrenamiento terrorista en el extranjero por miembros de Al Qaeda.

De acuerdo con la investigación, Santana y Deleon a su vez reclutaron a Gojali.

Kabir, quien residía en Pomona y fue arrestado en Afganistán, a donde supuestamente había viajado para coordinar el entrenamiento terrorista, fue traído de vuelta al país y acusado formalmente el martes.

El supuesto líder del grupo todavía no ha presentado su declaración ante los cargos y se encuentra detenido sin fianza. Su próxima aparición en corte ha sido programada para el 11 de diciembre.

Según informó la Fiscalía, Deleon, Gojali y Santana fueron arrestados el 16 de noviembre, dos días antes de la fecha en que planeaban abordar un avión para viajar a Estambul y después a Afganistán. Ese mismo día fue arrestado Kabir.

Santana recibió entrenamiento en lugares de práctica de "paintball" y en campos de tiro del sur de California, de acuerdo con la investigación, que señala que el hispano dijo, a la hora de discutir sobre la participación en los ataques, que prefería ser un francotirador.

De ser hallados culpables, cada uno podría recibir una pena máxima de 15 años en prisión.