• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hispana fue condenada a cadena perpetua por matar a su novio en EE UU

Arias le disparó a su novio y le dio cerca de 30 puñaladas en su casa en los suburbios de Phoenix / Foto: Archivo

Arias le disparó a su novio y le dio cerca de 30 puñaladas en su casa en los suburbios de Phoenix / Foto: Archivo

Jodi Arias, de 34 años de edad, dijo que el 4 de junio de 2008 “solo se defendió” del que era su pareja 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La hispana Jodi Arias fue sentenciada hoy a cadena perpetua por el asesinato en 2008 de su novio, Travis Alexander, con lo que se pone fin al segundo juicio de este mediático caso que fue retransmitido en directo en Estados Unidos.

La juez de la Suprema Corte de Justicia del Condado de Maricopa, Sherry Stephens, optó por la vida en prisión en vez de condenar a Arias, de ascendencia mexicana por parte de padre, a una pena de cárcel con opción de libertad condicional al pasar 25 años de su condena.

Tras escuchar los últimos testimonios de ambas partes, la juez Stephens dijo haber considerado las pruebas presentadas durante el juicio y tomó en cuenta que Arias "utilizó dos armas para cometer su crimen, cometió un asesinato planificado y tomó múltiples medidas para evitar ser descubierta".

Sin embargo, antes de ser sentenciada, Arias dio su último testimonio ante la juez y reiteró que aquel 4 de junio de 2008 "solo se defendió" del que era su pareja, cuyo cuerpo sin vida fue descubierto en su apartamento en Mesa, Arizona, cinco días después de haber sido acuchillado en una treintena de ocasiones, degollado y con un tiro en la cabeza.

La hispana, de 34 años de edad, aseguró que durante el juicio "protegió" todo lo que pudo la reputación de Alexander en este mediático caso que llegó a convertirse en película.

"Todo lo que dije en el juicio es verdad", dijo mientras miraba de forma desafiante a las personas presentes en la corte en referencia a su argumento de que fue víctima de violencia doméstica y haber actuado en defensa propia.

Arias indicó que por tres años lo único que deseó era la muerte, ya que eso le "daría libertad", pero después llegó a la conclusión de que eso era injusto para su familia, por lo que se decidió a "luchar", tal y como lo hizo el día que murió Alexander.

La condenada se salvó de la pena de muerte después de que dos diferentes jurados no pudieran llegar a una decisión unánime sobre la sentencia que merecía.

En 2013, el jurado la declaró culpable de asesinato en primer grado durante un primer juicio que fue televisado en vivo por cadenas nacionales de noticias.

En marzo pasado, un segundo jurado tampoco pudo llegar a una decisión sobre su sentencia, por lo que, de acuerdo con la ley de Arizona, la juez Stephens era quien debía decidir su castigo.

Cuatro miembros de la familia de Alexander dieron hoy también su testimonio ante la corte y pidieron la máxima sentencia posible para Arias.

La familia de la víctima dijo estar "asqueada" de la forma en que Arias "manchó" el nombre de Alexander, a quien la defensa puso como un hombre manipulador que abusaba de ella e inclusive insinuó que le gustaba ver pornografía infantil.

Por parte de la defensa, solo Sandra Arias, madre de la condenada, pidió clemencia para su hija, a quien dijo considerar una "víctima".