• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hernández inaugura mandato con viaje a Cuba, para pedir más ayuda de EE UU

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández | Reuters

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández | Reuters

"Llevamos la idea de pedirle a América Latina que demandemos de Estados Unidos un compromiso fuerte y contundente para que nos ayuden en esta lucha contra el tema del narcotráfico", indicó el presidente hondureño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, inauguró hoy su mandato de cuatro años con un viaje a Cuba para participar en la II Cumbre de la Celac, en la que propondrá que Latinoamérica exija más apoyo de EE UU para combatir el narcotráfico.

"Llevamos la idea de pedirle a América Latina que demandemos de Estados Unidos un compromiso fuerte y contundente para que nos ayuden en esta lucha contra el tema del narcotráfico", indicó Hernández durante una gira de trabajo por el departamento central de Comayagua.

El gobernante, quien el lunes asumió el poder para el período 2014-2018, apuntó que el narcotráfico "ha generado ya demasiado daño" en Latinoamérica.

Hernández viajó este martes a Cuba hacia las 16.00 hora local (22.00 GMT) para integrarse a la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que inició hoy en La Habana con un homenaje al fallecido gobernante venezolano Hugo Chávez, impulsor del organismo.

El presidente hondureño dijo que, en el marco de la cumbre de la Celac, pretende reunirse, por separado, con sus homólogos de Cuba, Raúl Castro, y de Brasil, Dilma Rousseff.

Además, señaló que el narcotráfico "para nosotros es un problema de vida o muerte; sin embargo, para muchos funcionarios en Estados Unidos el tema nada más es de salud para quienes consumen esa droga".

Según cifras estadounidenses, por Honduras transita al menos el 80 % de la cocaína que llega a México desde Suramérica con destino a EE UU.

En su discurso de investidura, Hernández hizo un llamamiento el lunes a su homólogo estadounidense, Barack Obama, para trabajar más en el combate contra el tráfico de drogas.

"Invitamos al gobierno del presidente Barack Obama y al Congreso de Estados Unidos que reconozcan este principio de responsabilidad común compartida pero diferenciada, y que trabajemos de veras, en conjunto, para ayudarnos a resolver este problema que también es de ellos", subrayó.

Las políticas de Honduras para combatir la violencia tendrán como "eje fundamental el combate a la droga, el narcotráfico, el crimen organizado, el lavado de activos", apuntó el nuevo mandatario y advirtió que aplicará "cero tolerancia" al tráfico de estupefacientes.

La embajadora estadounidense en Tegucigalpa, Lisa Kubiske, dijo este martes a periodistas que su país "comparte" ese principio de responsabilidad común pero diferenciada que tiene cada nación en el flagelo del narcotráfico.

Agregó que próximamente informará sobre "el tipo de ayuda" que Estados Unidos suministra a Honduras para combatir el tráfico de drogas.

El pasado día 18, la mayoría oficialista del Parlamento de Honduras, que finalizó su legislatura la semana pasada, aprobó la Ley de Exclusión Aérea que autoriza el derribo de aeronaves civiles sospechosas de transportar drogas, norma que no ha sido sancionada por Hernández.

El 80 % de la droga que pasa por Honduras lo hace por mar y el restante 20 % por tierra y aire, según cifras del Gobierno, que atribuye a ese flagelo buena parte de la violencia que afecta al país, donde cada día muere un promedio de 20 personas.

Tras ser juramentado el lunes como presidente, Hernández ordenó a la Policía Militar y la Policía Nacional comenzar "de inmediato" la "Operación Morazán" para reducir la delincuencia y criminalidad en el país centroamericano.

El analista político Raúl Pineda dijo a Efe que la promesa de Hernández de combatir la violencia ha generado "esperanzas" en los hondureños, que a diario también son agobiados por la pobreza, que afecta al 70 % de los 8,5 millones de habitantes del país.

"Voluntad política le sobra, hay esperanza en la población y se espera que todo salga bien porque cuando un gobierno fracasa fracasamos todos", subrayó Pineda.