• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hermanos Musulmanes confirman que boicotean legislativas en Jordania

El movimiento islamista estimó además que el nuevo equipo de gobierno nombrado el jueves, tras la dimisión del gabinete de Fayez Tarawneh, no "aportó nada nuevo"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cofradía de los Hermanos Musulmanes, principal fuerza política de la oposición jordana, reafirmaron este sábado su decisión de boicotear las elecciones legislativas previstas para fin de año.

"Confirmamos nuestra decisión de boicotear todas las etapas de las elecciones legislativas", indicó la cofradía en un comunicado en el que evocó nuevamente "la ausencia de consenso nacional sobre la ley electoral". La cofradía pidió nuevamente "reformas que vuelvan a dar confianza a los ciudadanos en las instituciones del Estado (...) y que abran la vía a una salida a la crisis".

El movimiento islamista estimó además que el nuevo equipo de gobierno nombrado el jueves, tras la dimisión del gabinete de Fayez Tarawneh, no "aportó nada nuevo". El gobierno, que juró ante el rey Abdalá II el jueves, está formado por 20 ministros, pero ninguna mujer. Entre ellos hay 16 ministros del anterior gobierno.

El 12 de julio los Hermanos Musulmanes habían anunciado su decisión de boicotear las elecciones. El nuevo primer ministro, Abdalá Nsur, nombrado el jueves por el rey hachemita, declaró que propuso a la cofradía prolongar la fecha de cierre de las listas electorales más allá de la fecha límite del 15 de octubre para alentar al movimiento islamista a participar en las elecciones.

El rey disolvió a principios de octubre el Parlamento y convocó a elecciones anticipadas. Aún no se fijó una fecha para estos comicios pero el monarca dijo que deseaba que fueran antes de fin de año. La disolución no convenció a la oposición islamista de participar en las próximas elecciones y continúa pidiendo la reforma del sistema electoral que privilegia, según ella, a las regiones rurales, consideradas como leales al gobierno. La oposición también reclama un sistema en el que el primer ministro sea miembro de una mayoría del Parlamento y no nombrado por el rey.