• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Estado Islámico derribó helicóptero con dos pilotos rusos

Tras varios meses de bombardeos, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en marzo la retirada de Siria de la mayor parte de su contingente militar, aunque mantiene sus ataques aéreos contra "objetivos terroristas" y en apoyo de las fuerzas de Al Asad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos pilotos rusos murieron el viernes cerca de la ciudad siria de Palmira (centro), cuando el helicóptero sirio en el que volaban fue derribado por el grupo terrorista Estado Islámico (EI), anunció este sábado el ministerio ruso de Defensa.

El fallecimiento de los dos pilotos eleva a 12 el número de combatientes rusos muertos en el conflicto en Siria, desde que Rusia iniciara sus bombardeos en septiembre en apoyo de su aliado Bashar al Asad.

"El 8 de junio, los pilotos instructores Riafagat Jabibulin y Evgueni Dolguin realizaban una misión en el helicóptero sirio armado Mi-25. En ese momento, los combatientes de la organización Estado Islámico (EI) lanzaron una ofensiva", indicó el ministerio en un comunicado.

Después de que los pilotos agotaran sus municiones, "los terroristas alcanzaron el helicóptero, que se estrelló en territorio controlado por Siria. La tripulación murió", añadió.

A mediados de junio, el ministerio de Defensa ya anunció la muerte de dos soldados rusos en pocos días. Uno murió por la explosión de un coche bomba cuando protegía un convoy humanitario en la región de Homs (centro), mientras que el otro, herido cerca de Alepo (norte), falleció finalmente en un hospital militar de Moscú.

Tras varios meses de bombardeos, el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció en marzo la retirada de Siria de la mayor parte de su contingente militar, aunque mantiene sus ataques aéreos contra "objetivos terroristas" y en apoyo de las fuerzas de Al Asad.

La guerra en Siria estalló en 2011 después de que el régimen reprimiera a sangre y fuego a los manifestantes que pedían reformas. Desde entonces, ha causado más de 280.000 muertos y millones de desplazados.