• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hayat Boummedienne, la mujer más buscada de Francia

Las personas manifestaron por las 17 víctimas de los ataques yihadistas de esta semana en París | EFE

Hubo una multitudinaria marcha en la que las personas manifestaron por las 17 víctimas de los ataques yihadistas de esta semana en París | EFE

Hoy se celebrará en París una reunión para el control y la detección de los terroristas en Europa

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Francia mantiene la búsqueda de Hayat Boummedienne, supuesta cómplice de los atentados de París, considerada como la más religiosa del grupo de cuatro yihadistas que mataron a 17 personas en 3 días.

De Boummedienne se sabe que tiene gusto por el árabe literario, que utiliza el velo integral islámico y que era la compañera del islamista radical Amedy Coulibaly, de 32 años de edad, que ayer mantuvo secuestrados a 15 rehenes en un supermercado de París, y también amiga de los hermanos Kouachi, que el miércoles mataron a 12 personas en la masacre de la revista Charlie Hebdo.

Boummedienne, una antigua cajera de supermercado de 26 años de edad que tuvo que dejar su trabajo en 2009 por usar el velo integral, se casó ese mismo año con Coulibaly en una ceremonia religiosa pero no civil.

Con él aparece en unas fotos publicadas por el diario Le Monde, en las que se la ve totalmente cubierta de negro y posando con una ballesta apuntando a la cámara, durante una de sus frecuentes visitas a Djamel Beghal, acusado de organizar atentados en Francia.

La alerta sobre Boummedienne y Coulibaly fue lanzada ayer por las autoridades francesas en cuanto se tuvo conocimiento de la toma de rehenes en el supermercado judío de Puerta de Vincennes, por ser considerados los autores materiales del asesinato el jueves de una policía municipal en plena calle en París.

Nacida el 26 de junio de 1988 en Villers-sur-Marne en el seno de una familia de siete hermanos, Boummedienne pasó al cuidado de los servicios sociales dos años después de que su madre muriese en 1994 y hasta muy recientemente no volvió a estar en contacto con su padre, Mohamed, según el diario Le Parisien. Más religiosa que Coulibaly, comentó su deseo de vivir en un país árabe para perfeccionar su nivel de árabe literario y cumplió con la peregrinación a la Meca junto a su compañero.

Comprobada la relación de Boummedienne con los terroristas –hizo más de 500 llamadas a Izzana Hamyd, esposa de Chérif Kouachi, dijeron las autoridades francesas– la mujer se encuentra en paradero desconocido. El gobierno desplegó más militares en su búsqueda y el país se mantiene en alerta máxima.

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, anunció ayer al término de una reunión de crisis en el palacio presidencial del Elíseo que Francia adoptó además todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de la manifestación masiva por la libertad a la que asistirán la canciller alemana, Angela Merkel; el primer ministro británico, David Cameron; el jefe de gobierno español, Mariano Rajoy, y líderes políticos franceses, sindicales y religiosos.

“Se adoptaron todas las medidas para que esta manifestación pueda desarrollarse en un clima de recogimiento, respeto y seguridad. Todas las disposiciones están adoptadas para garantizar la seguridad”, dijo.

La policía francesa ha detenido a 13 sospechosos de estar vinculados con los tres atentados. Cazeneuve anunció que se va a reforzar el dispositivo de protección antiterrorista Vigipirate con medios adicionales para proteger ciertas instituciones y lugares de culto, mientras que el primer ministro, Manuel Valls, subrayó que la movilización del Estado es indispensable y reconoció que hubo fallos en el dispositivo de detección de personas susceptibles de cometer atentados, pero insistió que las autoridades hacen frente con detenciones, encarcelaciones y la adopción de dos leyes antiterroristas.


Amenaza. Los yihadistas que retornan se han convertido en el gran desafío ante la incógnita de predecir cuándo se activarán como terroristas. Las medidas para controlarlo serán el tema central de la cumbre mundial que reunirá hoy en París a los responsables de Interior de los países europeos más afectados por el terrorismo y Estados Unidos.

También asistirá a la reunión el coordinador antiterrorista del bloque y el comisario europeo de Asuntos de Interior.

En noviembre, un alto magistrado parisino, François Molins, había afirmado que 1.132 franceses estaban implicados en redes yihadistas, de los cuales 118 habían regresado a Francia luego de un período en Siria. En septiembre, el responsable europeo de la coordinación antiterrorista había calculado que 3.000 europeos habían viajado a Irak y a Siria para formarse en terrorismo y 600 habían retornado a sus países de origen.