• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hawái envía tropas para controlar lava del Kilauea

En esta imagen tomada el 28 de octubre de 2014 por Pete Stachowicz, de Paradise Helicopters, la lava cubre parcialmente un cementerio cerca de la localidad de Pahoa, en la Gran Isla de Hawái /AP

En esta imagen tomada el 28 de octubre de 2014 por Pete Stachowicz, de Paradise Helicopters, la lava cubre parcialmente un cementerio cerca de la localidad de Pahoa, en la Gran Isla de Hawái /AP

El director de Defensa Civil del condado de Hawái, Darryl Oliveira, dijo que la Guardia Nacional movilizó a 83 soldados en Pahoa el jueves para colaborar en el mantenimiento de la seguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Guardia Nacional de Hawái está desplegando a sus soldados a medida que la lava se desliza lentamente hacia una carretera principal y amenaza con aislar aún más a una comunidad que se originó a partir del apogeo del negocio de la madera y la plantación de azúcar.

El director de Defensa Civil del condado de Hawái, Darryl Oliveira, dijo que la Guardia Nacional movilizó a 83 soldados en Pahoa el jueves para colaborar en el mantenimiento de la seguridad. Las tropas ayudarán con los controles de carretera y otros problemas de seguridad.

La lava que sale de un conducto del volcán Kilauea se ha estado dirigiendo hacia el noreste, camino al océano, desde junio. El mes pasado, científicos dijeron que el río de magma estaba a dos semanas de alcanzar la principal carretera de Pahoa, una pequeña localidad de unos 950 residentes. La lava frenó su ritmo pero, en gran medida, ha seguido su curso.

Los residentes de Pahoa dicen que la lava remodelará la comunidad yarda a yarda mientras la colada se arrastra hacia el océano.

"Ella es muy amable, pero imparable. Es lenta y constante", dijo Jamila Dandini, una jubilada que paró en una cafetería junto a la carretera por donde, según prevén los científicos, podría cruzar la lava. Como muchos otros, Dandini se refiere al magma como Pelé, la diosa hawaiana de los volcanes.

Por el momento, la lava ha consumido un cobertizo y mucha vegetación. Un dedo de magma que se separó del flujo principal seguía el jueves a 100 pies (unos 30 metros) de una casa.

El frente de la colada era "más lento" el jueves, dijo Oliveira, moviéndose a menos de 5 yardas por hora (menos de 4,5 metros por hora).

Este ritmo lánguido de la colada ha dado tiempo a los residentes para recoger sus pertenencias y evacuar la zona. Pero ha sido una agonía para los que se imaginaban que pudiese cambiar el ritmo y dirigirse hacia sus casas. Y un tiempo estresante para los que intentan averiguar cómo saldrán adelante una vez que la lava bloquee las únicas carreteras de entrada y salida del pueblo.

"Es como una tortura lenta. Acelera, se ralentiza", dijo Paul Utes, propietario del Black Rock Cafe.

El restaurante de Utes no está en la ruta prevista aunque se encuentra a solo unos cientos de yardas al sur del lugar por donde la lava podría cruzar la carretera principal. Pero incluso aunque la cafetería se salve, no sabe cómo se desviará el tráfico una vez la lava cruce el pueblo, cómo abastecerán su local los proveedores o qué hará el público — sus clientes.

Por el momento, el negocio está al alza porque más gente, tanto locales como turistas foráneos, han estado llegando al pueblo para echar un vistazo a la colada de roca fundida.

Una vez que la lava cruce y corte la vía, cortando de facto a Pahoa en dos, la mayoría de residentes no podrán acceder al único supermercado de la zona, a pesar de que está a solo una milla del centro de la ciudad.

La comunidad en su mayoría rural y agrícola de Puna, de la que Pahoa es el centro comercial, se verá más afectada incluso si la lava sigue todo el camino hacia el océano, a unas 6 millas de distancia (9,6 kilómetros).

Algunos negocios están cerrando o trasladándose, mientras que otros prometen quedarse.