• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Haniye exhorta a cesar negociaciones con Israel y a reconciliación con Egipto

El primer ministro islamista, Ismail Haniye / AP

El primer ministro islamista, Ismail Haniye / AP

"Pedimos a los palestinos que en recuerdo de nuestros mártires abandonen los acuerdos de Oslo", dijo el primer ministro islamista

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El primer ministro islamista, Ismail Haniye, exhortó hoy al presidente palestino, Mahmud Abás, a cesar las negociaciones de paz con Israel y retomar la vía de la lucha armada para acabar con la ocupación, en el segundo aniversario del canje del soldado Guilad Shalit por presos palestinos.

"Llamamos a la reanudación de la lucha armada y popular por todo tipo de vías contra la ocupación israelí de Cisjordania y para defender Jerusalén y la mezquita de Al Aqsa", dijo el primer ministro de Hamás en un discurso en la ciudad de Gaza.

El canje de Shalit, que había sido capturado por Hamás cinco años antes, llevó a la liberación de un millar de presos palestinos y fue para el movimiento islamista un golpe de imagen frente a sus rivales nacionalistas de Al Fatah, partido que dirige Abás y gobierna en Cisjordania.

A diferencia de Hamás, que controla Gaza desde 2007, el presidente palestino ha optado por tratar de resolver el conflicto palestino israelí mediante negociaciones, y el pasado julio, después de tres años de parón, las dos partes retomaron el diálogo con la mediación de EEUU.

"Pedimos a los palestinos que en recuerdo de nuestros mártires abandonen los acuerdos de Oslo (que dieron vida a la ANP en 1994) y las negociaciones, porque sólo ayudan a Israel mejorar su deteriorada imagen internacional", agregó Haniya.

En su discurso el primer ministro también se dirigió al régimen militar de El Cairo, que derrocó al islamista Mohamed Mursi el verano pasado, para asegurarle que Hamás no toma parte ni ayuda a grupos subversivos islamistas en la península del Sinaí.

Y le pidió poner fin a las medidas recientemente adoptadas para destruir túneles de contrabando -por los que Gaza se abastece de todo tipo de mercancías y armas- y abrir la frontera común en Rafah.

El nuevo gobierno egipcio considera a Hamás responsable de alentar los últimos atentados contra sus fuerzas de seguridad en el Sinaí, que han costado la vida a varias decenas de agentes, y de asistir a los ilegalizados Hermanos Musulmanes egipcios, al que pertenecía el depuesto Mursi.