• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hallazgo de fosa común en Libia reabre las heridas

Los restos de al menos nueve personas, cinco de ellas mujeres, han sido descubiertos en una fosa común encontrada en el camposanto de Al Sebja

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hallazgo de una fosa común en el cementerio de la despoblada Tawarga, al este de Trípoli, ha reabierto los recelos entre los habitantes de la cercana ciudad de Misrata y los de esta localidad, que fueron forzados a abandonar sus casas tras la caída del régimen de Muamar el Gadafi.

Los restos de al menos nueve personas, cinco de ellas mujeres, han sido descubiertos en una fosa común encontrada en el camposanto de Al Sebja, indicó a Efe el jefe del equipo encargado de la búsqueda de las víctimas, Shaban Ambarak.

Ambarak, quien comentó que dos de los cuerpos tenían las manos atadas, dijo que la búsqueda de cadáveres comenzó ayer y continuará durante varios días.

Según el equipo de búsqueda y reconocimiento de desaparecidos que dirige Ambarak, en el lugar podría haber entre 15 y 25 personas muertas repartidas en distintos lugares.

Tras ser desenterrados, los cuerpos han sido trasladados a la morgue de Misrata para proceder a su identificación.

Sin embargo, el consejo local de Tawarga ha denunciado en un comunicado a las autoridades de Misrata, a las que acusa de utilizar el hallazgo de esta fosa común para entorpecer el regreso de los habitantes de Tawarga que todavía viven en campamentos de desplazados desde la caída del régimen de Gadafi, en 2011.

Las autoridades libias, que el pasado diciembre crearon una "comisión para la supervisión de los asuntos de los desplazados internos", han fijado el 25 de junio como fecha para el regreso de los desplazados de esta localidad.

Varias ONG internacionales han denunciado en repetidas ocasiones que los alrededor de 30.000 habitantes de Tawarga, situada a 250 kilómetros al este de Trípoli, fueron acosados por las milicias de Misrata tras acusarlos de apoyar a las fuerzas gadafistas.

"Dos años después del desplazamiento y la destrucción sistemática de la ciudad y de todos sus medios de vida, nos sorprendemos hoy con el anuncio del hallazgo de una fosa común en el cementerio de la ciudad", de acuerdo con un comunicado difundido ayer.

Según dijo a Efe el responsable de la cuestión de los desplazados de Tawarga en el este del país, Emad Atiya, todos los cadáveres encontrados son de habitantes de la ciudad enterrados precipitadamente el 28 de junio de 2011, excepto uno, pero que también está identificado.

Atiya, quien explicó que las víctimas son miembros de las familias Salem Bachir al Ruiti y Farech Ramadan, dijo que todos perecieron en un bombardeo lanzado ese día contra el céntrico barrio de Al Sara.

Agregó que hay también varias personas fallecidas el 11 de agosto de 2011, el día en el que miles de familias abandonaron Tawarga huyendo de los bombardeos de las milicias de Misrata coincidiendo con la caída de Trípoli.

"Ayer se empezó a hablar en Misrata de una fosa común (en Tawarga). Pero no hay ningún desconocido enterrado (...) y quienes los enterraron viven en Bengasi y los enterraron precipitadamente por el bombardeo sobre Tawarga", concluyó Atiya.

En octubre del año pasado, la ONG Human Rights Watch denunció que las milicias rebeldes de Misrata estaban "aterrorizando" a los habitantes desplazados de Tawarga y que dirigentes milicianos habían mostrado su convencimiento de que sus residentes no deberían regresar.

Las autoridades de Misrata y numerosos habitantes acusan a los pobladores de Tawarga de haber cometido crímenes en aquella ciudad junto a las fuerzas gadafistas, que emplearon esa población como base para los duros ataques lanzados contra Misrata durante el cerco al que fue sometida la localidad entre marzo y agosto de 2011.