• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hallan un cadáver en el tren de aterrizaje de un avión de KLM

La nave había aterrizado en el aeropuerto internacional de Amsterdam. Investigadores creen que la víctima era un polizón

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La policía holandesa descubrió un cadáver en el tren de aterrizaje de un avión de pasajeros de KLM que aterrizó en el aeropuerto internacional de Amsterdam el jueves, y las autoridades noruegas sospechan que pudiera tratarse de un adolescente desaparecido.

La policía noruega dijo que el cadáver era probablemente el de un joven de 17 años de Larvik, en el sur de Noruega, que desapareció el miércoles por la mañana y era objeto de una búsqueda por servicios de emergencia. Dijeron que el joven tenía 1,80 metros de estatura y era delgado, con pelo rubio y pecas.

En una declaración, la policía noruega dijo que no podía estar absolutamente segura, "pero la descripción y los objetos hallados con la persona muerta indican con un alto grado de certeza que se trata del joven de 17 años". Dijeron que se pusieron en contacto con los padres del adolescente.

La principal investigadora de la policía de Sandfjord, Merete Torp Nilsen, dijo que pensaba que se habían encontrado documentos de identificación en el cadáver.

"Estamos investigando qué ocurrió acá. El resto le corresponde a la policía holandesa", dijo.

Richard Haarman, de la policía fronteriza de Holanda, confirmó el descubrimiento de un cadáver y dijo que los investigadores piensan que la víctima era un polizón que se asfixió.

"Estamos siendo muy cautelosos sobre la identidad de esta persona. Primero porque no estamos seguros 100% y segundo por consideración con su familia", dijo.

Una foto publicada en el portal cibernético del periódico holandés Noordhollands Dagblad mostró el Embraer 190 en la pista, con carpas blancas ocultando su sección media, y un auto forense cerca. El indicativo era PH-EZC — que es el vinculado con el vuelo de KLM 1212 que partió del aeropuerto de Sandefjord-Torp, cerca de Oslo, Noruega, el jueves por la mañana.

Un portavoz de KLM, Joost Ruempol, confirmó el incidente, pero no dio más detalles.