• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Hackean sitio de víctimas de campo de concentración nazi con pornografía infantil

Esta imagen del 28 de abril de 2015 muestra la verja de alambres de púas que rodea lo que fue el campo de concentración nazi/ AFP

Esta imagen del 28 de abril de 2015 muestra la verja de alambres de púas que rodea lo que fue el campo de concentración nazi/ AFP

La página de Mauthausen situada en Austria quedó fuera de servicio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La web en memoria de las víctimas del campo de concentración nazi de Mauthausen (Austria) está hoy fuera de servicio tras ser "hackeada" con pornografía infantil el día que se conmemora el 70 aniversario del fin de la II Guerra Mundial.

"Este enfermizo y criminal ataque es profundamente detestable. No puedo entender qué mentes enfermas pueden estar detrás de estos hechos", declaró hoy en un comunicado la ministra austríaca del Interior, Johanna Mikl-Leitner.

La página www.mauthausen-memorial.at quedó fuera de servicio y lo único que se puede leer en ella es el comunicado de Interior con las palabras de la ministra.

La ministra informó que ya se abrió una investigación para dar con los autores de este "repulsivo hecho" y que los expertos de Interior están ayudando al proveedor privado de la web para restablecer cuanto antes su contenido original.

El sitio sufrió este ataque informático en el día que se conmemora el 70 aniversario de la capitulación de la Alemania nazi, y a dos días de que el domingo se celebre la ceremonia oficial de liberación de Mauthausen.

Entre 1938 y 1945 murieron en Mauthausen alrededor de 100,000 personas de más de 40 nacionalidades, la mayoría de ellas debido a inhumanas jornadas de trabajo en las que desfallecer significaba ser rematado a golpes o tiros.

Entre los prisioneros catalogados como "enemigos políticos" del Tercer Reich había unos 7,500 republicanos españoles, de los que dos tercios de ellos perdieron la vida.

Este domingo se conmemora el 70 aniversario de la liberación del campo con la asistencia de autoridades y asociaciones de supervivientes de numerosos países, entre ellos el ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo.