• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

HRW denuncia destrucción de pueblos por milicias iraquíes

La ONG también destaca el secuestro de 11 hombres durante la operación, que se produjo en los pasados meses de septiembre y octubre/ HRW

La ONG también destaca el secuestro de 11 hombres durante la operación, que se produjo en los pasados meses de septiembre y octubre/ HRW

El informe de la organización internacional, titulado "Después de la liberación llegó la destrucción: milicias iraquíes y las secuelas de Amerli", acusa a las milicias de saquear propiedades de los civiles suníes de esa localidad y sus alrededores que huyeron de los combates

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las milicias de voluntarios progubernamentales iraquíes, junto a las fuerzas de seguridad, destruyeron propiedades civiles tras la recuperación de varias localidades bajo el control del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en septiembre de 2014, denunció hoy Human Rights Watch (HRW).

El informe de la organización internacional, titulado "Después de la liberación llegó la destrucción: milicias iraquíes y las secuelas de Amerli", acusa a las milicias de saquear propiedades de los civiles suníes de esa localidad y sus alrededores que huyeron de los combates.

También denuncia que quemaron sus casas y negocios y destruyeron al menos dos pueblos enteros de la zona, situada en las provincias de Saladino y Kirkuk, al noreste de Bagdad.

El documento se basa en visitas realizadas por personal de HRW, análisis de imágenes tomadas por satélite, entrevistas con víctimas y testigos, y el visionado de fotos y vídeos, se indica en un comunicado.

La ONG también destaca el secuestro de 11 hombres durante la operación, que se produjo en los pasados meses de septiembre y octubre.

Muchos de los pueblos eran localidades donde el EI había pasado y, en algunos casos, usado como bases.

"Irak no puede ganar la batalla contra las atrocidades del EI con ataques a civiles que violan las leyes de la guerra y desafían la decencia humana", subrayó en la nota el subdirector de HRW para Oriente Medio y el Norte de África, Joe Stork.

El responsable de la organización añadió que "los abusos de la milicia están causando estragos entre la población iraquí más vulnerable y exacerbando las hostilidades sectarias".

Además, HRW pidió al primer ministro iraquí, Haidar al Abadi, que tome "pasos inmediatos para proteger a los civiles en las áreas donde luchan las milicias, provea ayuda humanitaria a los desplazados y pida cuentas a los responsables de la milicia por crímenes serios".

En los últimos días han surgido también denuncias de represalias en forma de asesinatos llevados a cabo por parte de milicianos chiíes contra los integrantes de algunas tribus suníes de la provincia de Saladino.

Esas denuncias acusan a estos milicianos de vengarse de los miembros tribales suníes, a los que señalan por estar supuestamente implicados en el ataque contra la base militar Spiker, que causó la muerte a decenas de soldados el año pasado.

Las tropas iraquíes, con la ayuda de milicias chiíes y tribales, iniciaron hace tres semanas una amplia operación militar para liberar las principales zonas del norte de Saladino, aunque los combates en su capital, Tikrit, están suspendidos para evacuar a los civiles y traer fuerzas especializadas en la guerra callejera.