• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

HRW: Estado Islámico obliga a yazidíes a convertirse al islam y casarse

Soldados de las fuerdas kurdas de Peshmerga y voluntarios chiítas luchan contra las fuerzas del Estado Islámico en Irak / EFE

Soldados de las fuerdas kurdas de Peshmerga y voluntarios chiítas luchan contra las fuerzas del Estado Islámico en Irak / EFE

La organización Human Rights Watch denuncia que los horrendos crímenes del grupo extremista siguen aumentando 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Estado Islámico (EI) mantiene como rehenes a cientos de miembros de la minoría yazidí en Irak, a muchos de los cuales ha forzado a convertirse al islam y a las mujeres a casarse con los yihadistas, denunció este domingo Human Rights Watch.

"Los horrendos crímenes del Estado Islámico contra los yazidíes en Irak siguen aumentando", dijo el asesor especial de HRW, Fred Abrahams, en un informe.

Indicó que se han escuchado "historias impactantes de conversiones religiosas y de matrimonios forzados, e incluso de asalto sexual y de esclavitud", en algunos casos de niños.

El informe criticó que el EI ha separado de forma sistemática a las mujeres y adolescentes de sus familias para obligarlas a casarse con sus combatientes, según los testimonios de familiares y de 16 rehenes que lograron escapar de los yihadistas.

Ninguna de las víctimas contactadas por HRW dijo haber sido violada, pero aseguran que mujeres detenidas sufrieron violaciones, aunque la ONG cree que debido al estigma social que supone este hecho hay algunas que prefieren ocultarlo.

"El secuestro y los abusos sistemáticos contra los civiles yazidíes pueden constituir crímenes contra la humanidad", agregó HRW en su informe.

Las capturas se produjeron a principios de agosto y también incluyeron a decenas de civiles de otras minorías religiosas y étnicas, como cristianos, chiíes shabak (confesión derivada del chiísmo que agrega elementos de otras creencias) o turcomanos.

Los datos no permiten precisar la cifra de rehenes en manos del EI, que de acuerdo con los testimonios recopilados por HRW oscilarían entre cerca de 400 y un millar.

Una chica identificada como Adlee, de 17 años de edad, capturada en la ciudad occidental de Faluya, denunció que los yihadistas la golpearon y abofetearon para que se rindiera a sus deseos.

Algunas entrevistadas afirmaron que los combatientes del EI las compraron. Una de ellas, Rewshe, de 15 años de edad, dijo que un yihadista pagó por ella 1.000 dólares. Otras como Seve, de 19 años de edad, vieron como los yihadistas mataron a su marido y luego fueron obligadas a casarse con alguno de los combatientes bajo amenazas.

El EI mantiene a los rehenes detenidos en diversas localizaciones, la mayoría en las ciudades septentrionales iraquíes de Mosul y Tal Afar, y a algunos los ha trasladado a zonas del este de Siria. Los secuestrados permanecen en escuelas, cárceles, bases militares, oficinas gubernamentales y casas privadas, de los que los yihadistas no les permiten salir.