• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

HRW advierte que el acuerdo con las FARC sobre justicia conlleva impunidad

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos (i) y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño/ Foto: EFE

El presidente de Colombia Juan Manuel Santos (i) y el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño/ Foto: EFE

El acuerdo "permitiría que los máximos responsables de los peores abusos puedan eximirse de pasar siquiera un solo día en prisión", apuntó Vivanco, quien siempre ha expresado su desacuerdo con algunos aspectos de este proceso de paz

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El director de Human Rights Watch (HRW) para América, José Miguel Vivanco, advirtió hoy de que el acuerdo sellado ayer con las FARC conlleva impunidad para los autores de delitos graves, por lo que la Corte Penal Internacional (CPI) podría no aceptarlo.

El acuerdo "permitiría que los máximos responsables de los peores abusos puedan eximirse de pasar siquiera un solo día en prisión", apuntó Vivanco, quien siempre ha expresado su desacuerdo con algunos aspectos de este proceso de paz.

Hizo esa afirmación, según sus palabras, "sin perjuicio de que el Acuerdo sobre Jurisdicción Especial para la Paz contempla esfuerzos para promover la rendición de cuentas por las graves violaciones de derechos humanos cometidas durante el conflicto armado".

Y agregó que "es difícil imaginar que esta fórmula de justicia transicional (decidida en Cuba) supere un escrutinio riguroso en la Corte Constitucional colombiana o, en última instancia, en la Corte Penal Internacional".

El presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Timochenko", acordaron el miércoles, en un encuentro histórico, un plazo de seis meses como máximo para firmar la paz y anunciaron un sistema de justicia especial para todos los implicados en el conflicto.

Ese sistema especial incluye beneficios para quienes admitan su responsabilidad en delitos graves o crímenes de guerra.

Ambos anunciaron que el 23 de marzo de 2016 será la fecha tope para concluir las negociaciones y firmar un acuerdo de paz definitivo, tras el cual las FARC tendrán un plazo de 60 días para dejar las armas.

Para llegar a ese punto se creará una "jurisdicción especial de paz" que juzgará delitos de lesa humanidad y graves crímenes de guerra, mecanismo que contará con salas de justicia y con un tribunal de paz competente sobre todos los actores implicados en la guerra.

Este tribunal, según lo anunciado en La Habana, establecerá dos tipos de penas: uno para los que reconozcan su responsabilidad en esos delitos y otra para los que no.