• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

HRW pide a Argentina presión para invocación de Carta Democrática en Venezuela

José Miguel Vivanco envió una carta al secretario de la OEA, Luis Almagro | Foto AP / Archivo

José Miguel Vivanco exhortó a Argentina a apoyar la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela | Foto AP / Archivo

Si bien el presidente Mauricio Macri mantiene una postura crítica ante la situación del país venezolano, la posición de la canciller argentina de abogar por el diálogo es considerada insuficiente por la organización

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La organización no gubernamental Human Rights Watch (HRW) pidió hoy a Argentina que se sume a la invocación de la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Venezuela para frenar las detenciones arbitrarias y las violaciones de derechos humanos en el país.

"Los avances que se pueden producir deben estar vinculados a una presión enérgica por parte de la comunidad internacional a través de la Carta Democrática", afirmó José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, durante la presentación de un informe sobre la situación de los disidentes políticos en Venezuela.

Vivanco denunció la gravedad de las violaciones de derechos humanos que se cometen, la sistematicidad con que los agentes del Estado venezolano incurren en ataques brutales, y la ausencia de un poder judicial independiente que sea capaz de prevenir y sancionar los abusos.

Asimismo, destacó que aunque el presidente argentino, Mauricio Macri, con el que se reunió el pasado lunes, tiene una visión muy crítica ante la falta de respeto de los derechos humanos en el país, es necesario que se respalde activamente la Carta para revertir la situación.

Vivanco señaló que la postura de la canciller Susana Malcorra es la de defender el diálogo entre la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro, algo que a su juicio no es suficiente tras el informe presentado hoy por la organización, que registró 21 detenciones arbitrarias de disidentes políticos entre mayo y julio.

"Creo que es un argumento sólido para evaluar si el diálogo ha arrojado algún elemento positivo" y aunque aseguró que no tiene objeción en que este se produzca, consideró que debe ir apoyado en la invocación de la Carta.

"No hemos constatado progresos en Venezuela. Creemos que la situación está empeorando", aseveró.