• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

HRW y AI piden a Al Sisi que ponga fin a los abusos contra derechos humanos

Policía egipcia cierra la plaza Tahrir por disturbios en festejos de Al Sisi | EFE

Policía egipcia cierra la plaza Tahrir por disturbios en festejos de Al Sisi | EFE

Ambas ONG exigieron en un comunicado conjunto al nuevo mandatario que haga de la lucha por los derechos humanos en su país una prioridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las organizaciones Human Rights Watch y Amnistía Internacional pidieron hoy al nuevo presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, que ponga fin a los abusos contra los derechos humanos que se suceden en Egipto.

Ambas ONG exigieron en un comunicado conjunto al nuevo mandatario que haga de la lucha por los derechos humanos en su país una prioridad.

En la nota, denunciaron que desde la destitución militar del expresidente Mohamed Mursi el pasado 3 de julio, las autoridades egipcias han hecho "un uso excesivo de la fuerza" en numerosas ocasiones, lo que ha provocado los "peores incidentes de homicidios ilegítimos en la historia reciente de Egipto".

Además, criticaron las masivas condenas a muerte decretadas por las autoridades judiciales y las detenciones y torturas llevadas a cabo por las fuerzas de seguridad, que según las ONG, hacen retroceder a Egipto a los "días más oscuros del mandato del expresidente Hosni Mubarak".

En medio de esta "represión sin precedentes" en la historia reciente de Egipto, el presidente Al Sisi "debe poner fin a estos rampantes abusos", dijo la directora adjunta para Oriente Medio y el Norte de África de AI, Hasiba Hadj Sahraui.

Además de los arrestos masivos, HRW y AI denunciaron también las restricciones en cuanto a la libertad de asociación, expresión y reunión, que "revierten los logros alcanzados por la revolución del 25 de enero de 2011", que provocó la dimisión de Mubarak.

Según ambas organizaciones, Al Sisi debe ordenar la liberación de los detenidos por ejercer su libertad de expresión, asociación y reunión pacífica; modificar o suspender la ley de protestas de 2013, y prohibir a las fuerzas de seguridad el uso de armas contra los manifestantes, "salvo en los casos estrictamente necesarios".

Pidieron también "investigaciones creíbles" con respecto a la muerte de 1.400 manifestantes en los últimos 12 meses a manos de la policía y el ejército, según cifras de AI.

"El mundo no aceptará retrasos deliberados o cambios puramente cosméticos", dijo el director adjunto para Oriente Medio y el Norte de África de HRW, Joe Stork.

En caso contrario, "deberían usarse los mecanismos del Consejo de Seguridad de la ONU para llevar a cabo una investigación internacional", añadió.