• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

La cepa H7N9 que origina la gripe aviar es grave para las personas

Matan a aves en mercado de China por gripe aviar | EFE

Matan a aves en mercado de China por gripe aviar | EFE

Los pollos en los que se ha confirmado esa gripe y de los que se sospecha que infectaron a las personas "no muestran signos visibles de enfermedad, lo que hace muy difícil detectar ese virus"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización Internacional de Sanidad Animal (OIE) señaló hoy que la cepa H7N9 que genera la gripe aviar que se ha declarado en China, es grave para la personas aunque es "muy poco patógena" para los pollos.

Los pollos en los que se ha confirmado esa gripe y de los que se sospecha que infectaron a las personas "no muestran signos visibles de enfermedad, lo que hace muy difícil detectar ese virus", explicó la OIE en un comunicado.

"Nos enfrentamos a una situación bastante excepcional porque tenemos que lidiar con un virus de gripe muy poco patógeno para los pollos pero que puede causar una enfermedad severa cuando infecta a los humanos", precisó el director general, Bernard Vallat.

La organización, que tiene un laboratorio de referencia para la gripe aviar en China (en Harbin), señaló que sustenta sus conclusiones en los informes que ha recibido de las autoridades veterinarias de ese país.

Afirmó que para la eliminación del virus en las granjas afectadas hay que proceder al sacrificio de los animales, pero que a medio plazo una de las "opciones clave" para controlarlo y prevenir su diseminación por la región podría ser la vacunación por un tiempo limitado.

La vacunación -indicó- puede proteger a los animales susceptibles de ser contagiados, en particular en zonas que ya están infectadas o que plantean riesgo y donde es difícilmente aplicable una política de sacrificio.

En cualquier caso, la OIE advirtió de que se podría tardar un cierto tiempo antes de disponer, en cantidades suficientes, de vacunas que protejan de la cepa H7N9.

Y recordó que durante la anterior crisis del virus H5N1 ya se había encargado de gestionar los bancos regionales de vacunas, una experiencia de la que ahora quiere que se beneficie la comunidad global.