• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Guyana denunció decreto de Maduro

Sadio Garavini y Emilio Figueredo advirtieron que el trazado de la Zodimain Atlántica incluye aguas que no son venezolanas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Guyana denunció como una “violación flagrante de la ley internacional” el decreto 1787 del presidente Nicolás Maduro, publicado en la Gaceta Oficial del 27 de mayo, que crea las Zonas Operativas de Defensa Integral Marítima e Insular.

“Venezuela ha emitido un decreto presidencial que pretende anexar espacios marítimos pertenecientes a Guyana en virtud de las normas pertinentes del Derecho Internacional”, dice el Ministerio de Relaciones Exteriores en un comunicado.

La Cancillería guyanesa se refiere específicamente a la llamada Zodimain Atlántica, que comprende –según el decreto– las áreas marinas correspondientes a los estados Sucre y Delta Amacuro y la Zona en Reclamación.

“Guyana rechaza esta ilegalidad que busca socavar nuestros esfuerzos de desarrollo a través de la explotación de nuestros recursos naturales costa afuera”, agrega el texto en referencia al reciente descubrimiento de yacimientos petrolíferos por Exxon Mobil.

Georgetown ya había llamado a consultas a la embajadora de Venezuela para que explicara el decreto. También suspendió los vuelos de Conviasa, medida que justificó por la falta de pago pero que fue interpretada como otra forma de presionar a Caracas.

Los diplomáticos Sadio Garavini y Emilio Figueredo, que han cuestionado la inacción del gobierno ante Guyana durante los últimos años, consideran positivo que se decrete la plataforma continental pero advierten que el trazado se extralimita.

Las coordenadas establecidas para la Zodimain Atlántica no sólo incluyen la parte marítima de la Zona en Reclamación, que debe negociarse con Guyana, sino también aguas que pertenecen a ese país, a Surinam y a la Guyana Francesa.

“El trazado irrespeta el laudo arbitral de la Corte Internacional de Justicia que en 2007 fijó el límite marítimo entre Guyana y Surinam”, indicó Garavini. Criticó, además, el carácter militar del decreto, que puede verse como una agresión a los países involucrados.

“El remedio puede ser peor que la enfermedad. Una acción de esta naturaleza puede generar muchos problemas, como le pasó a Leopoldo Galtieri (dictador de Argentina) con las islas Malvinas”, recordó Figueredo. Dijo, sin embargo, que el decreto puede ser útil como una medida política para obligar a Guyana a sentarse a negociar.