• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Guillermo Lasso: Soy el único que puede derrotar a Correa

Guillermo Lasso, candidato presidencial de Ecuador | EFE

Guillermo Lasso, candidato presidencial de Ecuador | EFE

El candidato presidencial asegura que su relación con los medios será opuesta a la que mantiene el aspirante a la reelección, quien ha enjuiciado a diarios y periodistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El banquero Guillermo Lasso es un líder conservador de corta carrera política que no completó sus estudios universitarios pero llegó a tener su propio banco, cuya dirección abandonó para intentar vencer al presidente izquierdista Rafael Correa en los comicios de este domingo en Ecuador.

Lasso, de 57 años y a quien las encuestas ubican en segundo lugar, aunque muy por debajo de Correa, nació en Guayaquil (suroeste), en lo que llama "una familia de clase media", y cuenta que trabaja desde la adolescencia.

Cursó el bachillerato en el mismo colegio salesiano donde lo hizo el mandatario, y dejó sus estudios de economía en el tercer semestre para dedicarse de lleno a su empleo, tras casarse a los 25 años.

Entre 1998 y 1999 fue gobernador de la provincia de Guayas, tras lo cual el presidente Jamil Mahuad lo designó ministro de Economía con amplios poderes, cargo en el que se mantuvo por poco más de un mes.

Mahuad fue derrocado en 2000 en medio de una crisis bancaria que derivó en la dolarización y en un congelamiento de depósitos.

Correa ha sugerido que Lasso estuvo implicado en la debacle, pero el aspirante de derecha niega cualquier responsabilidad y acusa al jefe de Estado de montar una "campaña sucia" en su contra.

"Desafío al presidente a que me enseñe un documento donde conste mi firma recomendando esa medida", dijo a la AFP el postulante del movimiento Creando Oportunidades (CREO), quien reivindica que su banco sorteó la crisis sin ayuda estatal y acusa a Correa de ser "el candidato de la élite" por la estabilidad que según él perciben los sectores privilegiados del país.

Cuando tenía 20 años conoció a su esposa, María de Lourdes Alcívar, con quien tiene cinco hijos. Lasso comenzó a trabajar en el sector financiero a los 22 años gerenciando una entidad fundada por un cuñado, la cual se fusionó en 1989 con el Banco de Guayaquil, del que luego sería accionista y presidente hasta que se retiró en mayo de 2012 para lanzar su campaña electoral.

En 2008 su proyecto "Banco del Barrio" recibió un premio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Pertenece a la congregación católica del Opus Dei, aunque niega que sus creencias religiosas vayan a influir en un eventual gobierno suyo.

"Es un tema relativamente íntimo y personal, no ando pregonando temas religiosos por cada esquina ni seré el director espiritual de los ecuatorianos", sostiene Lasso, quien ganó notoriedad por crear una red de servicios bancarios en sociedad con tenderos de barrios populares.

Eliminar nueve impuestos fijados por el gobierno de Correa, promover la inversión extranjera, reducir el gasto público, firmar acuerdos comerciales y vender los medios de comunicación incautados a banqueros implicados en un caso de corrupción, son algunas de sus propuestas.

Afirma que su relación con los medios será opuesta a la que mantiene Correa, quien lleva a cabo una cruzada contra lo que denomina "la gran prensa corrupta" y ha enjuiciado a diarios y periodistas.

"Si alguien pretende injuriarme, voy a abundar con información, no con juicios, amenazas, ni generando miedo a la prensa", asegura el político, quien pese a ser accionista del segundo mayor banco del país rechaza ser catalogado como un hombre exitoso.

"No existe el molde del hombre de éxito o fracasado, sino el del ser humano que se nutre de los momentos de éxito y de fracaso para adquirir sabiduría. No acepto que me califiquen como hombre de éxito", dice.

Lasso se muestra seguro de que forzará un balotaje, aunque los sondeos indican que Correa obtendrá un nuevo período de cuatro años en la primera vuelta de este domingo. "Soy el único que lo puede derrotar en las urnas, soy el candidato retador", manifiesta con confianza.