• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Guatemala vive la peor catástrofe natural de este año

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado | Foto: EFE

El presidente de Guatemala, Alejandro Maldonado | Foto: EFE

Las autoridades reconocieron que las probabilidades de encontrar a alguien con vida son mínimas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por tercer día consecutivo las autoridades de rescate de Guatemala continuaron con las labores de búsqueda de las víctimas de un deslizamiento de tierras que el jueves arrasó con un asentamiento cercano a la capital y que causó, al menos, 87 muertos y 300 desaparecidos.

El número de personas en paradero desconocido disminuyó progresivamente desde que se calcularon 600 al principio, debido a que se va corroborando que algunos están con familiares o amigos.

Sergio Cabañas, encargado del puesto de control de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, indicó que se reanudó la búsqueda que se había suspendido para garantizar la seguridad de los trabajadores ante las lluvias.

De acuerdo con los últimos reportes, son 87 personas las encontradas sin vida, de las que 47 aún están sin identificar, debido a que algunos restos se encuentran en muy mal estado y puede ser necesario recurrir a pruebas de ADN. Las autoridades confirmaron que hay muchos niños entre las víctimas.

En el lugar trabajan aproximadamente 667 personas que se dividieron en 5 sectores para facilitar las labores de búsqueda y se emplean decenas de vehículos motorizados aunque ayer en la noche se cumplieron las 72 horas de búsqueda establecidas en el protocolo internacional y la decisión de continuar la tarea depende del gobierno.

Las autoridades reconocieron que las probabilidades de encontrar a alguien con vida son mínimas ya que todo depende de las condiciones físicas de las personas y del lugar donde estén ubicadas, si hay oxígeno o comida.

Esta es la mayor catástrofe natural de 2015 en el país, un hecho que el viernes obligó a las autoridades a declarar alerta naranja en el ámbito nacional, y alerta roja municipal. Hasta el momento, el gobierno de Guatemala no ha decretado luto oficial por esta tragedia.