• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grupos yihadistas tomaron la ciudad de Tikrit

Iraquíes huyen de Mosul hacia Erbil en Kurdistán, provincia autónoma del norte del país | Foto EFE

Iraquíes huyen de Mosul hacia Erbil en Kurdistán, provincia autónoma del norte del país | Foto EFE

Aproximadamente medio de millón de personas de la ciudad de Mosul huyen de la violencia hacia la región del Kurdistán, al norte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Varios grupos yihadistas tomaron el control de la ciudad iraquí de Tikrit, cuna del fallecido dictador Sadam Hussein y capital de la provincia de Saladino, informaron fuentes de seguridad.

Los grupos armados, entre los que destaca el Estado Islámico de Irak y el Levante, tomaron Tikrit, ubicada a unos 160 kilómetros al noroeste de Bagdad, después de enfrentarse a las Fuerzas Armadas iraquíes, que se retiraron de la ciudad.

Un portavoz del Ministerio de Interior aseguró que la situación es ambigua y que los terroristas han podido entrar a la ciudad por el norte y han tomado algunos edificios.

No obstante, apuntó que todavía se están registrando enfrentamientos en algunas partes de Tikrit.

Los yihadistas tomaron ayer la segunda ciudad más grande del país, Mosul, capital de la provincia de Nínive y ubicada a 400 kilómetros.

Se desconoce de inmediato el número de personas que perdieron la vida en el asalto rebelde, pero unas 500.000 personas huyeron de la ciudad, según la Organización Internacional para las Migraciones.

El presidente de la comisión de seguridad de la provincia de Nínive, Bachar al Kiki, citado por la prensa iraquí, dijo que los extremistas irrumpieron en la sede del consulado, ubicado en la zona de Al Yusaq, en el sur de la urbe de Mosul de 1,5 millones de habitantes. Durante la toma secuestraron al cónsul turco en la ciudad de Mosul, Öztürk Yilmaz.

Los jóvenes de Mosul comenzaron a formar comités populares en algunos barrios para proteger las propiedades privadas de los saqueos, tras el asalto extremista.

El dirigente chiita Moqtada al Sadr pidió la creación de brigadas para defender lugares religiosos en Irak, un día después del irrupción en Nínive y de otras zonas del norte del país.

“No puedo quedarme callado y con las manos cruzadas frente al peligro que acecha a los lugares santos. Por eso estoy dispuesto a trabajar en coordinación con el gobierno para formar brigadas de paz que defiendan los lugares religiosos”, dijo Sadr en un comunicado.