• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grupos delictivos reclutan indígenas para cosechar marihuana en Costa Rica

De acuerdo con datos oficiales, en el país, con 4,3 millones de habitantes, viven cerca de 64.000 indígenas pertenecientes a ocho pueblos autóctonos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Grupos del crimen organizado están reclutando indígenas en las altas montañas de Costa Rica para que siembren, cosechen y hasta vendan marihuana a cambio, muchas veces, de algunos víveres para subsistir, denunció hoy el ministro de Seguridad, Mario Zamora.

"En una primera fase comenzaron mediante operaciones de canje. Les daban semillas a los indígenas, ellos producían la marihuana, la alistaban y luego la droga era canjeada por productos de primera necesidad. Estos grupos lucraban con el hambre de la gente", expresó Zamora en una conferencia de prensa.

El ministro se refirió al asunto hoy al anunciar una erradicación de 108.403 plantas de marihuana en las montañas del sur del país, cercanas a territorios indígenas, en una operación policial que se extendió por diez días en una zona de muy difícil acceso.

Zamora dijo que con el pasar de los años las bandas narcotraficantes han ido incluyendo más a los indígenas en la cadena de producción de marihuana y que las autoridades investigan si lo hacen con violencia o amenazas.

"Hemos observado la presencia de personas indígenas ya formando parte de estos grupos e incluso algunos han sido detenidos en la fase de venta" en la zona de Talamanca, provincia de Limón, en el Caribe del país, dijo el funcionario.

"No solo se utilizan a los indígenas para cooperar en la siembra de la marihuana sino que pasaron a jugar un rol en la cadena de producción que es el elemento del transporte y venta en mercados de consumo local", expresó.

Según el ministro, se trata de "crimen organizado local, no trasnacional" que se dedica a la producción de la marihuana para el mercado costarricense, aunque no se descarta que tengan algún vínculo fuera del país para obtener las semillas.

Las investigaciones van dirigidas a determinar si los indígenas están siendo forzados a trabajar para los grupos narcotraficantes y si también se están utilizando a menores de edad para la cosecha de la marihuana.

"Es importante continuar con las labores de inteligencia y determinar qué tanto se ha impactado la comunidad indígena, si son pocos o si de manera sistemática la gente está obligada a trabajar y tolerar estos grupos", manifestó el ministro.

Zamora afirmó que su ministerio está trabajando en "restablecer la autoridad de la policía en una área donde no había sido ejercida en el pasado" y que para ello cuentan con la ayuda confidencial de algunos pobladores que conocen las montañas y los sitios de siembra de la droga.

Sin embargo, reconoció que para mejorar el combate a los grupos delictivos de la marihuana es necesario llenar un vacío que existe en la policía acerca de la comunicación, pues muchos de los indígenas no hablan español o no lo comprenden bien.

De acuerdo con datos oficiales, en Costa Rica, país con 4,3 millones de habitantes, viven cerca de 64.000 indígenas pertenecientes a ocho pueblos autóctonos, la mayoría en condiciones de pobreza.

El los últimos dos años, las autoridades han destruido más de 4,1 millones de plantas de marihuana en Talamanca, la zona de más difícil acceso de Costa Rica y donde se ubica una comunidad indígena.