• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grupo vinculado a Estado Islámico piratea televisoras francesas

El mensaje en el sitio web de TV5 Monde decía en parte "Yo soy EI" con un cartel de un grupo que se presentaba como Cibercalifato/ AP

El mensaje en el sitio web de TV5 Monde decía en parte "Yo soy EI" con un cartel de un grupo que se presentaba como Cibercalifato/ AP

Los atacantes cortaron brevemente la transmisión de 11 canales de TV5 Monde y tomaron el control de sus sitios web y cuentas de medios sociales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una cadena de televisión francesa sufrió un ataque informático de personas que expresaron su lealtad al grupo extremista Estado Islámico, según dijo el jueves el director de la televisora.

Los atacantes cortaron brevemente la transmisión de 11 canales de TV5 Monde y tomaron el control de sus sitios web y cuentas de medios sociales. El ataque continuaba el jueves por la mañana, indicó el director del canal, Yves Bigot. La cadena restauró su señal pero sólo puede emitir programas grabados, explicó en la radio RTL.

Bigot dijo haberse sentido conmocionado al ver una pantalla negra en los 11 canales, "y cuando descubrimos el sentido del mensaje que aparecía en nuestros medios sociales y en nuestros sitios web, nos permitió comprender lo que ocurría, y obviamente también nos preocupó".

El mensaje en el sitio web de TV5 Monde decía en parte "Yo soy EI" con un cartel de un grupo que se presentaba como Cibercalifato. Ese mensaje fue sustituido después el jueves por otro que indicaba que el sitio está en mantenimiento.

El primer ministro francés, Manuel Valls, describió en Twitter el ataque como "un insulto inaceptable a la libertad de expresión e información" y expresó su apoyo al personal editorial. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, tuiteó que él y los ministros de Cultura y Asuntos Exteriores visitarían las oficinas de la televisora.

El grupo extremista Estado Islámico ha reclamado la autoría de ciberataques complejos en el pasado, pero el secuestro de la cadena francesa parecía ser un nuevo paso en sus tácticas de guerra de propaganda.