• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grupo republicano pide reducir el salario del futuro rey de Holanda

El futuro monarca de los Países Bajos recibirá 825.000 euros anuales, la misma cantidad que recibe actualmente su madre, la reina Beatriz.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una organización republicana holandesa lanzó hoy una campaña para que el Parlamento del país debata la reducción del salario que el príncipe Guillermo Alejandro recibirá cuando se convierta en rey, el próximo 30 de abril.

En un comunicado publicado en su pagina web, la Sociedad Republicana Holandesa (NRG, por sus siglas en neerlandés), pide las 40.000 firmas necesarias para lanzar una iniciativa legislativa popular y que el Parlamento holandés debata una modificación de la dotación económica que recibirá Guillermo Alejandro, de 45 años.

Según recoge la publicación digital holandesa DutchNews, el futuro monarca de los Países Bajos recibirá 825.000 euros anuales, la misma cantidad que recibe actualmente su madre, la reina Beatriz.

La NRG considera que la dotación del jefe de Estado holandés, que además está exenta del pago de impuestos, es "exorbitante" y pide que se reduzca hasta niveles en la línea de otros jefes de Estado.

Esta sociedad pone el ejemplo del rey Juan Carlos, cuya asignación económica anual asciende a 150.000 euros, así como la del presidente federal de Alemania, Joachim Gauck, que recibe 199.000 euros, o la del presidente de Estados Unidos, de 400.000 dólares. de acuerdo con NRG.

Con un coste anual de casi 40 millones de euros, la Familia Real holandesa se convirtió el año pasado en la más cara de Europa occidental, superando a la británica, según datos recogidos por DutchNews.

Una cantidad más de cuatro veces superior al presupuesto de la Casa Real española, que en 2012 fue de 8,3 millones de euros, según datos oficiales.

El príncipe Guillermo Alejandro se convertirá el próximo 30 de abril en el rey de los holandeses, después de que su madre, la reina Beatriz, de 75 años, anunciara su abdicación en un discurso televisado el pasado 28 de enero.

La ceremonia de entronización, que atraerá a cientos de miles de personas a las calles de Amsterdam, se anuncia sobria, en línea con las políticas de austeridad de los últimos años dado el contexto económico.