• Caracas (Venezuela)

Mundo

Al instante

Grupo palestino entra en aldea del valle del Jordan controlada por Israel

Los congregados ocuparon las abandonadas calles y se organizaron en cuadrillas para "volver a hacerlas habitables"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Decenas de activistas palestinos entraron hoy en la aldea de Ein Hjla, situada en un área bajo control militar israelí en el disputado valle del Jordan, para protestar contra la política de Israel en esta estratégica zona y "revivir" unas tierras propiedad de la Iglesia Ortodoxa.

Convocados por el Comité de Coordinación de la Lucha Popular -organización que engloba a diversos grupos de resistencia no violenta a la ocupación israelí-, los congregados ocuparon las abandonadas calles y se organizaron en cuadrillas para "volver a hacerlas habitables".

"Nuestro objetivo es proteger el área de los asentamientos israelíes ilegales y del Ejército israelí, que está tratando de mantenerlos", explicó Mustafa Barghuti, uno de los líderes de la movilización.

"Esta es nuestra manera de imponer la paz, creando comunidades, porque el Ejército israelí está tratando de aniquilar cualquier opción de paz", agregó.

"Con muestra resistencia no violenta y la estrategia del BDS (boicot a Israel) estamos tratando de proteger las posibilidades de paz... Prometimos que volveríamos, lo hemos hecho y lo seguiremos haciendo porque esta es la estrategia palestina, continuar creciendo", indicó.

Antes de iniciar sus trabajos y bajo la atenta mirada de patrullas israelíes, los congregados leyeron un comunicado en el que denunciaron lo que denominaron como la "judaización" de tierras palestinas.

"Esta acción forma parte de las medidas continuadas emprendidas contra el plan israelí de ocupación de valle del Jordan. Este paso es un acto popular en contra de la opresión israelí del pueblo palestino y la constante judaización de la tierra", subrayaron.

"Nos oponemos al plan del (secretario de estado de EE UU, John) Kerry, que pretende establecer un Estado palestino desfigurado y reconocer a la entidad israelí como un Estado judío", afirmó la nota.

La iniciativa de hoy forma parte de un plan más ambicioso bautizado "Melh al-Ard" (la sal de la Tierra) en referencia a un conocido capítulo del Evangelio de San Mateo sobre la pérdida de las propiedades de la sal.

Según los organizadores, el objetivo del mismo es movilizar a los palestinos para que recuperen por medios pacíficos sus territorio y se conviertan "en la sal de sus tierras".

La aldea, construida en el mismo lugar que otra de origen cananeo, se encuentra en las proximidades de la denominada "Ruta 90", que une el Mar Muerto y la aldea de Bisan, y en sus alrededores existen algunas colonias judías.

Se halla en el disputado valle del Jordan, una zona en la que Israel quiere mantener una presencia militar prolongada y que los palestinos quieren que sea desalojada totalmente en un plazo máximo de tres años.

El futuro de esa zona es uno de los puntos de fricción del plan de paz emprendido por el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, para lograr que palestinos e israelíes firmen un acuerdo marco de paz antes de que concluya el próximo mes de abril.